February 10, 2020 / 8:01 AM / 4 months ago

La surcoreana "Parásitos" hace historia al imponerse a los grandes de Hollywood en los Oscar

LOS ÁNGELES, 10 feb (Reuters) - La oscura sátira social surcoreana “Parásitos” ganó el domingo el Oscar a la mejor película, haciendo historia al ser la primera película en ganar el máximo galardón de la industria cinematográfica sin estar grabada en lengua inglesa.

“Parásitos”, que trata sobre la brecha entre ricos y pobres en la Seúl moderna, ganó un total de cuatro Oscar, incluyendo el de mejor director y guión para Bong Joon-ho y el de mejor película internacional, al que también estaba nominada “Dolor y gloria”, de Pedro Almodóvar. Ninguna película había ganado a la vez el premio al mejor largometraje y a la mejor película en los Oscar.

Fue un resultado notable para una película que se proyectó con subtítulos en los cines de Estados Unidos, superando a películas de los grandes estudios y a veteranos de Hollywood como Martin Scorsese y Quentin Tarantino. La victoria también se produjo al final de una temporada de premios que había sido criticada por la falta de diversidad.

Por contra, el escenario de los Oscar estuvo repleto de actores y cineastas surcoreanos, que en su mayoría se dirigieron al público a través de un intérprete.

“Me quedé sin palabras”, dijo Kwak Sin-ae, uno de los coproductores de “ Parásitos”. “Nunca imaginamos que pasaría esto. Estamos muy felices. Siento que un momento muy importante de la historia está teniendo lugar ahora mismo.”

Al recibir su primer Oscar de la noche, al mejor guión original, Bong miró asombrado la estatuilla dorada.

Después rindió homenaje a los otros cuatro directores nominados, diciendo: “me gustaría conseguir una motosierra de Texas, dividir el Oscar en cinco y compartirlo con todos vosotros.”

A primera hora de la noche, la ceremonia, que se celebró sin presentador, estuvo salpicada de mofas y comentarios sarcásticos sobre la exclusión de las mujeres de la categoría de directoras y de una sola persona de color en las nominaciones de actores.

“Pensé que faltaba algo este año”, dijo el cómico Steve Martin, que abrió la gala con Chris Rock.

“¿Vaginas?”, bromeó Rock, recibiendo un fuerte aplauso.

PHOENIX AGRADECE SU SEGUNDA OPORTUNIDAD

Los Oscar a la actuación no trajeron sorpresas, dejando un sabor agridulce para el nominado Antonio Banderas. Joaquin Phoenix ganó el premio al mejor actor por interpretar a un payaso fracasado que encuentra la fama a través de la violencia en la oscura historia de “Joker”, mientras que Renee Zellweger fue galardonada como mejor actriz por su actuación como una envejecida Judy Garland en el biopic musical “Judy”.

Phoenix, un vegetariano estricto, dio un largo y apasionado discurso de aceptación del cambio climático y de los derechos de los animales, pero concluyó con una nota personal.

“He sido un canalla en mi vida. He sido egoísta, cruel a veces y difícil para los compañeros en el trabajo, y estoy agradecido de que tanta gente en esta sala me haya dado una segunda oportunidad”, dijo.

La película sobre la Primera Guerra Mundial “1917”, de Universal Pictures, era la gran favorita, pero sólo acabó recogiendo tres de sus 10 nominaciones: a la fotografía (con su impresionante plano secuencia), a los efectos visuales y al sonido.

La oda sentimental de Tarantino a Tinseltown, “Érase una vez en Hollywood”, le valió a Brad Pitt su primer Oscar, por su papel secundario como especialista de escenas de acción.

Laura Dern se llevó el Oscar a la actriz de reparto, su primer premio de la Academia, por interpretar a una despiadada abogada de divorcios en “Historia de un matrimonio”.

Con las manos vacías se fue “El irlandés”, la película de Netflix dirigida por Martin Scorsese, una costosa historia de mafiosos que contaba con 10 nominaciones protagonizada por los veteranos Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci.

La música jugó un papel importante en la ceremonia, con una interpretación sorpresa del rapero Eminem de la canción “Lose Yourself”, premiada con un Oscar en 2003 a la mejor canción original.

Elton John ganó el premio a la mejor canción original por “(I’m Gonna) Love Me Again” de su película biográfica “Rocketman”, que interpretó en la ceremonia del domingo por la noche. Por su parte, la adolescente Billie Eilish, que ganó cinco Grammys el mes pasado, cantó “Yesterday” en la sección “in memoriam” de la gala.

La sátira sobre el nazismo “Jojo Rabbit” ganó el premio al mejor guión adaptado para el director y guionista Taika Waititi, mientras que “Toy Story 4” fue elegida mejor película de animación, por delante de la española “Klaus”.

“American Factory”, una película de la productora del expresidente Barack Obama y su mujer Michelle Obama sobre el declive de los puestos de trabajo en la industria del medio oeste de Estados Unidos, ganó el premio al mejor documental. (Información de Jill Serjeant; información adicional de Maria Caspani, Lisa Richwine y Nichola Groom; editado por Jonathan Oatis; traducido por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below