for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Principales

Sánchez busca el apoyo del Congreso en una votación que promete ser muy reñida

MADRID, 7 ene (Reuters) - Es previsible que los diputados españoles confirmen la investidura del líder socialista Pedro Sánchez como jefe de un Gobierno de coalición de izquierdas con un margen de votos muy estrecho.

FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro en funciones de España, Pedro Sánchez, después del debate de investidura en el Parlamento, en Madrid, España, el 5 de enero de 2020. REUTERS/Sergio Pérez

En una sesión parlamentaria programada para las 12 PM (1100 GMT) que traerá la segunda votación en tres días, Sánchez podría lograr suficientes votos de los diputados para formar Gobierno y romper así el actual estancamiento político del país.

Después de dos elecciones generales con un voto muy fragmentado en 2019, el Partido Socialista de Sánchez se ha aliado con la agrupación de izquierdas Unidas Podemos, pero los 155 escaños que suman ambos partidos no son suficientes para obtener mayoría en un Congreso de 350 escaños muy fragmentado.

El domingo Sánchez no logró la mayoría absoluta necesaria para confirmarlo como presidente del Gobierno en la primera votación en el Congreso. La ley española baja el listón a una mayoría simple para la segunda votación, que ha de celebrarse al menos 48 horas después de la primera.

Ante la negativa del conservador Partido Popular, del ultraderechista Vox -segundo y tercer partidos con más escaños- y de la formación de centroderecha Ciudadanos, la victoria de Sánchez depende del apoyo o la abstención de pequeños partidos regionales.

El domingo, Sánchez obtuvo mayoría con sólo un voto de diferencia, 166 a favor y 165 en contra, mientras que 18 diputados se abstuvieron.

La diputada de Podemos, Aina Vidal, quien no estuvo presente el domingo por razones de salud, dijo a través de su cuenta de Twitter que votaría el martes, lo que daría ventaja a Sánchez en la votación.

Para obtener la anuencia del mayor partido separatista de Cataluña, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Sánchez aceptó la semana pasada abrir el diálogo sobre el futuro de Cataluña si logra ser investido. Aceptó someter las conclusiones del diálogo a los votantes catalanes.

Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijeron que presionarán para que se aumenten los impuestos de las empresas y particulares con ingresos elevados. La coalición también tiene la intención de introducir cambios en las reformas laborales aprobadas por el anterior Gobierno del PP.

Sin embargo, sin una mayoría sólida en el Parlamento, la coalición probablemente tendría dificultades para aprobar cambios legislativos de peso.

El Gobierno anterior, también encabezado por Sánchez y sin mayoría, se vio obligado a tirar la toalla después de menos de un año cuando los separatistas catalanes le retiraron su apoyo.

Información de Inti Landauro; traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up