for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Lagarde, ante su primera reunión al frente del BCE

FRÁNCFORT, 12 dic (Reuters) - En la primera reunión que presidirá el jueves en el Banco Central Europeo, Christine Lagarde mantendrá casi con toda seguridad abiertos los grifos del dinero y podría dar nuevas pistas sobre una reformulación de la estrategia de la entidad que podría convertirse en la piedra angular de su mandato.

FOTO DE ARCHIVO: La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en la sede del banco en Fáncfort, Alemania, el 27 de noviembre de 2019. REUTERS/Ralph Orlowski//File Photo

La ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional, que asumió el 1 de noviembre el control de la institución financiera más poderosa de Europa, ha prometido una evaluación rigurosa de la forma en que trabaja el BCE, replanteándose cuestiones fundamentales como el cambio en el objetivo de inflación y la forma de luchar contra el cambio climático.

La revisión, que debería comenzar a principios del año próximo y podría estar en consonancia con la que se está llevando a cabo en Estados Unidos, llega en un momento en la política monetaria está en piloto automático y los mercados financieros mantienen un tono relativamente complaciente, lo que permite a los dirigentes monetarios de ambos lados del Atlántico contemplar la posibilidad de plantear cuestiones a más largo plazo.

Los analistas financieros prevén que el BCE mantenga sin cambios los tipos a lo largo del próximo año, una opinión que seguramente se ha visto reforzada por las señales de la Reserva Federal que indican que es improbable que toque los tipos de interés en 2020.

Tras evitarse la amenaza de una recesión, pero sin que se vislumbre una recuperación en la zona euro, es previsible que el BCE diga que las posibles modificaciones podrían ser de una mayor relajación de la política monetaria.

“No vemos ninguna razón para que el BCE modifique su orientación (sobre los tipos de interés en el futuro), y mucho menos su política monetaria, más allá de ajustar sus pronósticos a corto plazo”, dijo Florian Hense, de Berenberg. “Prevemos que el BCE mantenga su postura sin cambios en 2020 mientras revisa su estrategia.”

El euro registraba máximos de dos meses atrás contra el dólar, alcanzando los $1,1140 el jueves.

Al predecesor de Lagarde le habría venido buen un comienzo así de plácido. Mario Draghi redujo los tipos de interés cuando solo llevaba tres días como presidente del BCE, y luego pasó la siguiente mitad de la década luchando contra la crisis de la deuda.

Como regalo de despedida a Lagarde, Draghi ideó un plan de estímulo que requerirá poca intervención durante algún tiempo, ya que las compras de bonos, los tipos negativos y los préstamos ultrabaratos a los bancos mantendrán los costes de los préstamos cerca de mínimos históricos.

El BCE anunciará su decisión sobre los tipos de interés a las 1245 GMT, seguido de la conferencia de prensa de Lagarde a las 1330 GMT.

Información de Balazs Koranyi; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up