October 29, 2019 / 12:26 PM / in 7 months

Lucha intestina entre los conservadores de Merkel tras la derrota electoral

BERLÍN, 29 oct (Reuters) - La canciller alemana Angela Merkel y su protegida Annegret Kramp-Karrenbauer se enfrentan a las críticas abiertas de sus colegas conservadores tras sufrir una importante derrota en unas elecciones regionales que amenaza con dejar abierta la cuestión de quién se postulará como canciller en las elecciones de 2021.

En su cuarto revés electoral de este año, los democristianos del CDU cayeron a la tercera posición en el estado oriental de Turingia, por detrás de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que obtuvo casi una cuarta parte de los votos.

El resultado, que Kramp-Karrenbauer calificó de “amargo”, ha provocado una división en la CDU sobre si debería poner fin a un tabú y unir fuerzas con el partido radical La Izquierda (Die Linke), que fue el más votado en las elecciones de Turingia.

El veterano conservador alemán Friedrich Merz, candidato potencial a canciller conservador a pesar de haber perdido la contienda por el liderazgo del partido en favor de Kramp-Karrenbauer el año pasado, atacó a Merkel, su vieja rival, y exigió un cambio.

“La imagen del Gobierno alemán es nefasta, algo tiene que cambiar”, dijo Merz a la cadena de televisión ZDF a última hora del lunes. Culpó de ello a Merkel, diciendo que la falta de liderazgo había echado un manto de inmovilidad sobre el país durante años.

“Sobre todo es la canciller quien está en el centro de las críticas”, dijo, y añadió que dudaba de que la coalición resistiera dos años más.

Merkel, que ha liderado la mayor economía de Europa durante 14 años, ha dicho que no se postulará para un quinto mandato en 2021, pero aun así ha intentado controlar su salida del poder promoviendo a su aliada Kramp-Karrenbauer.

Su estrategia, no obstante, está empezando a hacer aguas.

Han aumentado las dudas sobre la idoneidad de Kramp-Karrenbauer como candidata a canciller tras una serie de errores. Además, la frágil coalición con los socialdemócratas (SPD), también sumidos en conflictos internos, podría no sobrevivir a una votación de liderazgo en diciembre.

El jefe de la sección juvenil del CDU, Tilman Kuban, también ha reiterado su exigencia de una votación de los miembros del partido sobre quién debería ser el próximo candidato a canciller, un órdago directo a Kramp-Karrenbauer, que esperaba ser la elección automática del partido.

“En este momento tenemos una cuestión abierta sobre el liderazgo del grupo conservador”, dijo a ZDF.

Después de la decepcionante actuación en Turingia, donde el CDU perdió un 11,7% de los apoyos, el líder local del partido, Mike Mohring, levantó asperezas en Berlín al indicar que podría estar dispuesto a colaborar con La Izquierda, considerada por algunos como la sucesora de los comunistas de la Alemania del Este.

A pesar de que el popular líder de La Izquierda en Turingia, Bodo Ramelow, quien ha dirigido el estado desde 2014, es un político pragmático de Alemania occidental, algunos de los miembros de la CDU estaban indignados.

Al final del día, Mohring acabó por retractarse, diciendo que no formaría una coalición con La Izquierda pese a que aceptaría una invitación para hablar con Ramelow. (Información de Madeline Chambers; Editado por Alexandra Hudson; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below