June 4, 2019 / 11:41 AM / 5 months ago

Trump promete un acuerdo con Londres tras el Brexit en una visita marcada por las protestas

LONDRES, 4 jun (Reuters) - Donald Trump prometió el martes a Reino Unido un importante acuerdo comercial pos-Brexit con Estados Unidos, bromeando con la primera ministra saliente, Theresa May, al decirle que debería quedarse para cerrar el trato, a pesar de que va a abandonar el cargo en breve.

Agasajado por la Reina Isabel II en el primer día de su visita de Estado a Reino Unido, Trump se dedicó el martes a cuestiones políticas, con la posibilidad de que se reúna con los candidatos a suceder a May y se debata el papel de Huawei en la construcción de redes 5G.

Antes incluso de que el Air Force One aterrizara en suelo británico, Trump elogió a Boris Johnson y Nigel Farage, principales partidarios del Brexit, mientras que sus asesores pidieron que el próximo líder británico excluya a Huawei de la tecnología de telefonía móvil de próxima generación.

Huawei protagonizará las conversaciones en Londres después de que el Gobierno británico pareciera desafiar las demandas de la administración Trump al permitir que la compañía china desempeñe un papel limitado en la construcción de redes 5G.

“Tendremos un acuerdo comercial muy, muy sustancial, será un acuerdo muy justo, y creo que es algo que ambos países queremos hacer”, le dijo Trump a May en una reunión en St James Palace, la residencia oficial de la monarca británica.

“No sé exactamente cuáles son tus planes, pero quédate por aquí. Cerremos este acuerdo”, dijo Trump. May renunciará como líder del Partido Conservador el viernes, pero permanecerá como primera ministra hasta que se elija su sustituto.

May dijo que Reino Unido y Estados Unidos deben trabajar juntos para mantener unos mercados libres, justos y abiertos.

La visita de Estado, prometida a May en enero de 2017, cuando se convirtió en la primera dirigente extranjera en reunirse con Trump después de que este asumiera el cargo, fue presentada como una oportunidad para celebrar la “especial relación” de Reino Unido con Estados Unidos, fortalecer los lazos comerciales en un escenario posterior al Brexit y reafirmar la cooperación en seguridad antes del aniversario 75 de los desembarcos del Día D en la Segunda Guerra Mundial.

Pero el fin del liderazgo de May por el estancamiento del Brexit y la tendencia de Trump a ignorar las convenciones de la diplomacia moderna han hecho de este viaje una de las visitas de Estado menos convencionales de la historia británica reciente.

EL BREXIT, UN TRUMP HINCHABLE Y CHINA

El Brexit es el acontecimiento geopolítico más significativo para el Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial y, de materializarse, Londres será más depenendiente de Estatos Unidos al tiempo que se aflojarán los lazos con los otros 27 países miembros de la UE.

En el contexto de fricciones con China, Huawei será el tema principal de las conversaciones en Londres tras la decisión británica de no excluir a la empresa china.

“Hemos sido claros: Nuestra petición es que nuestros aliados, socios y amigos no hagan nada que ponga en peligro nuestros intereses de seguridad compartidos o restrinja nuestra capacidad de compartir información delicada”, dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

El Gobierno de Trump ha pedido a sus aliados que no usen la tecnología ni los equipos 5G de Huawei porque teme que eso permita a China espiar comunicaciones y datos sensibles. Huawei niega que sea o pueda ser un vehículo para la inteligencia china.

A pesar de la duradera alianza de Reino Unido y Estados Unidos, algunos votantes británicos ven a Trump como un personaje vulgar, volátil y opuesto a sus valores en temas que van desde el calentamiento global hasta el trato a las mujeres.

Un hinchable gigante que representa a Trump como un bebé llorón en pañales se alzaba frente al Parlamento británico en Londres el martes, antes de la que previsiblemente será una de las mayores protestas de la ciudad contra un líder extranjero.

“Estamos tratando de recordarle al presidente lo mal recibido que es en este país”, dijo Leo Murray, el cocreador del hinchable. “Donald Trump es infantil, banal e insultante. Encarna todas estas cosas. Esta es una manera increíblemente apta de darle la bienvenida”.

En el centro de Londres, se espera que miles de manifestantes participen en un “Desfile de la Resistencia” este mismo martes para expresar su oposición al presidente. Entre los participantes se encuentran ecologistas, activistas contra el racismo y manifestantes por los derechos de las mujeres.

Jeremy Corbyn, el veterano líder socialista del opositor Partido Laborista británico, hablará en la protesta. Los partidarios de Trump dijeron que la participación de Corbyn era insultante y suponía un paso excesivo para el líder del principal partido de la oposición británica.

Durante su reunión, la reina Isabel regaló a Trump un libro de Winston Churchill sobre la Segunda Guerra Mundial, mientras que su esposa Melania recibió una caja de plata especialmente encargada para la ocasión. (Redactado por Guy Faulconbridge; Información adicional de Andrew MacAskill, William James, Costas Pitas, Kate Holton, Kylie MacLellan y Michael Holden; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdynia y Jose Elías Rodríguez en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below