June 3, 2019 / 6:44 AM / 4 months ago

Donald Trump se adentra en la crisis británica del Brexit

WASHINGTON/LONDRES, 3 jun (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a Reino Unido este lunes en una visita de estado con alta tensión diplomática, después de haber humillado ya a la primera ministra saliente, Theresa May, por su gestión del Brexit y haberla retado a ser más dura con el grupo tecnológico chino Huawei de China.

Trump y su esposa, Melania, serán agasajados por la realeza británica durante la visita del 3 al 5 de junio, destacando entre los eventos programados un almuerzo con la reina Isabel, tomar el té con el Príncipe Carlos, un banquete en el Palacio de Buckingham y una visita a la Abadía de Westminster, la iglesia en la que se han coronado a los monarcas ingleses durante 1.000 años.

Pero más allá de la pompa, el orgulloso e impredecible presidente número 45 de Estados Unidos también trae consigo exigencias: Trump ha mostrado predilección por un potencial sucesor de May más radical con el Brexit y sus enviados han instado a una postura británica más contundente con el gigante de las telecomunicaciones Huawei.

May ha dicho que es una “semana significativa para la relación especial y una oportunidad para fortalecer aún más nuestra ya de por sí estrecha asociación”.

También señaló que la relación entre el Reino Unido y Estados Unidos en materia de seguridad era “más profunda, más amplia y más avanzada que con cualquier otro (país)”, en declaraciones divulgadas por su gabinete antes de la llegada de Trump.

En una entrevista con el diario británico Sunday Times, Trump dijo que el próximo líder británico debería enviar al adalid del Brexit, Nigel Farage, a dirigir las conversaciones con la Unión Europea.

“Tienen que hacerlo”, dijo. “Tienen que cerrar ese trato”.

“Si no consiguen lo que quieren, me iría. Si no consigues un trato justo, te marchas”, enfatizó.

Trump reiteró su respaldo a los candidatos para suceder a May que han dicho Reino Unido debe irse del bloque en la fecha de vencimiento del 31 de octubre con o sin un acuerdo.

Los candidatos incluyen al exsecretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson, a quien Trump elogió en una entrevista con el periódico Sun el viernes, además del exministro del Brexit, Dominic Raab, y el ministro del Interior, Sajid Javid.

Trump también dijo que fue un error de los conservadores no involucrasen a Farage, el líder del Partido Brexit, en las negociaciones con Bruselas tras su éxito en las elecciones al Parlamento Europeo el mes pasado.

“Me gusta mucho Nigel. Tiene mucho que ofrecer, es una persona muy inteligente “, dijo Trump. “No lo van a incluir, pero piensen en lo bien que lo harían si lo hicieran. Simplemente no se han dado cuenta todavía”.

Sobre la factura del divorcio con la UE, Trump dijo: “Si yo fuera ellos, no pagaría 50.000 millones de dólares. Es una cifra enorme”.

Una reunión con Johnson, el favorito para suceder a May, o con Farage, un grandilocuente activista anti-establishment, sería considerada como un desaire a May, que se retira después de no haber podido ratificar en el Parlamento su acuerdo para el Brexit.

A los funcionarios británicos les preocupa en privado que Trump continúe con las ignominias hacia May, que luchó en vano para unificar a los conservadores y lloró cuando anunció el fin de su mandato en Downing Street el mes pasado. (escrito por Guy Faulconbridge, traducción de Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below