January 25, 2019 / 7:51 AM / 9 months ago

El Senado de EEUU busca una solución para reabrir la Administración mientras Trump insiste en el muro

WASHINGTON, 25 ene (Reuters) - Senadores de Estados Unidos plantearon el jueves un nuevo intento para poner fin al cierre parcial de la Administración mediante un proyecto de ley de financiación temporal, pero el presidente Donald Trump exigió un “anticipo” para levantar un muro fronterizo que los demócratas rechazan.

Después de que el Senado, controlado por los republicanos, no diera luz verde a dos medidas para reabrir los organismos públicos cerrados, parlamentarios demócratas y republicanos hablaron en el Senado e instaron a la aprobación rápida de un proyecto de ley de financiación provisional de tres semanas para dar tiempo a las conversaciones sobre seguridad fronteriza.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que esa medida solo funcionaría “si hay un anticipo importante para el muro”.

Sin embargo, un portavoz del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo que los demócratas del Senado habían dejado en claro a los republicanos que “no apoyarán la financiación del muro”.

Trump, quien desató el cierre, ahora en su día 34, con su demanda de 5.700 millones de dólares de fondos públicos para construir el muro fronterizo entre México y Estados Unidos, dijo a la prensa después de los votos en el Senado: “No tenemos más remedio que tener un muro o barrera, y si no la tenemos, no va a funcionar”, refiriéndose a la seguridad fronteriza.

Trump dijo que si Schumer y el líder de la mayoría del Senado republicano Mitch McConnell llegan a un acuerdo “razonable” para poner fin al cierre parcial de la Administración, “lo respaldaré, sí”.

McConnell dijo a última hora del jueves que las conversaciones estaban en curso. “Al menos estamos hablando. Creo que es mejor que antes”, dijo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que la demanda de Trump de un gran pago adelantado para el muro fronterizo “no es un acuerdo razonable”.

El cierre ha dejado a 800.000 trabajadores federales sin paga y ha supuesto la suspensión de numerosos servicios públicos.

Un sondeo de Reuters/Ipsos indicó la semana pasada que más de la mitad de los estadounidenses culpan a Trump por el cierre, pese a que el mandatario intentó responsabilizar a los demócratas, después de decir el mes pasado que estaría “orgulloso” de cerrar la Administración por el bien de la seguridad fronteriza. (Información de Richard Cowan, Susan Cornwell y Steve Holland; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below