October 31, 2018 / 5:11 PM / 15 days ago

Integrantes del BCE desestiman datos débiles, reafirman plan de endurecimiento monetario

HELSINKI/TALLIN/VIENA, 31 oct (Reuters) - Tres integrantes del Banco Central Europeo ratificaron el miércoles los planes de retirar los estímulos monetarios y restaron importancia a datos que mostraron que la economía de la zona euro se está desacelerando más que lo previsto.

Ardo Hansson de Estonia, Olli Rehn de Finlandia y Ewald Nowotny de Austria dijeron que las decepcionantes cifras preliminares de crecimiento económico divulgadas esta semana en la zona euro no harán cambiar los planes de endurecimiento monetario del BCE, dado que la inflación aún se está acelerando.

El BCE ha dicho que pondrá fin a su programa de compras de bonos por 2,6 billones de euros (2,95 billones de dólares) a fin de año, y que podría subir los tipos de interés por primera vez desde 2011 en algún momento después del próximo verano.

“Creo que necesitaríamos de un cambio muy importante en el panorama para cambiar de alguna forma fundamental el panorama de política”, dijo Hansson, gobernador del banco central de Estonia, en una conferencia de prensa en Tallin.

“Si estamos mayormente encaminados, más allá de alguna mínima desviación, entonces no creo que se justifiquen ajustes en cualquier dirección”, agregó.

Nowotny, gobernador del banco central de Austria que al igual que Hansson es considerado de línea dura en política monetaria, tampoco ve la necesidad de cambiar de ritmo dado que parte de la desaceleración económica se debe a factores temporales que afectan, por ejemplo, a las automotrices alemanas.

La economía de la zona euro habría crecido sólo un 0,2 por ciento en el trimestre finalizado en septiembre debido al empeoramiento de la confianza y el surgimiento de señales de alerta en Italia, cuyos planes de ampliar el déficit han preocupado a los inversores.

Sin embargo, la inflación en el bloque fue de 2,2 por ciento en octubre, superando la meta del BCE por quinto mes consecutivo gracias a un aumento de los precios de los alimentos y de la energía.

“Después de una década de medidas excepcionales, las perspectivas para volver a un escenario de tipos de interés más convencionales y a una hoja de balance más normal en el Eurosistema se han fortalecido lentamente”, sostuvo en una conferencia de prensa en Helsinki el gobernador del banco central finés, Olli Rehn.

Rehn observó la que inflación subyacente permaneció apenas por encima del 1 por ciento, sin embargo, reflejando presiones inflaciones débiles sobre los precios domésticos. (Información de Anne Kauranen, Tarmo Virki, François Murphy y Alexandra Schwarz-Goerlich, escrito por Francesco Canepa en Fráncfort; editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below