September 17, 2018 / 11:32 AM / a month ago

Filipinas reza por un milagro mientras busca supervivientes al tifón

UCAB, Filipinas, 17 sep (Reuters) - La esperanza de encontrar supervivientes entre los escombros de un gran desplazamiento de tierras disminuía este lunes, mientras los servicios de emergencia intentan llegar a decenas de personas que pueden estar atrapadas desde hace dos días tras el paso de un potente tifón.

Alrededor de 300 policías, soldados, bomberos y voluntarios equipados en su mayor parte con herramientas de mano tratan de retirar rocas, barro, escombros y agua estancada de los edificios derrumbados, con la esperanza de encontrar señales de vida de los supervivientes, después de desenterrar 12 cuerpos.

El pueblo de Ucab, en la pintoresca región Cordillera, se ha visto afectado por uno de los 50 desplazamientos de tierra causados por las fuertes lluvias del tifón Mangkhut, que atravesó el norte de las Filipinas este sábado a primera hora y causó la muerte de al menos 54 personas.

Solo se ha logrado el rescate de tres personas en Ucab. Actualmente hay 55 desaparecidos, entre ellos seis niños. Muchos de los adultos se encontraban en un barracón abandonado, cerca de una capilla y de la vivienda de un sacerdote y su familia. Las viviendas estaban arrasadas por la tierra y las rocas.

“Estoy seguro al 99 por cien que las personas allí están muertas”, afirmó el alcalde Victorio Palangdan. “Continuaremos hasta sacarlos a todos”.

Los servicios de emergencia retiran tejados, lápidas de hormigón y tablas de madera con las manos, pasándose las piezas hasta un montón que se encuentra a 15,24 metros.

El barracón abandonado, propiedad de la compañía minera Benguet Corp, se encuentra cerca de una mina de oro ilegal, según la Cámara de Minas Filipinas.

La cámara, a la cual pertenece Benguet Corp, señala que advirtió a los operadores de minas de Ucab que se retirasen de la zona por el peligro de desplazamientos de tierra.

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales Roy Cimatu ordenó la interrupción de toda explotación de minas a menor escala en la región Cordillera, donde los desplazamientos de tierra han matado a 24 personas.

El tifón ha afectado a alrededor de cinco millones de filipinos, de los cuales unos 150.000 se encontraban en centros de evacuación cuando les alcanzó el tifón, con unas ráfagas de viento de más de 205 kilómetros por hora y rachas de hasta 305 kph.

información adicional de Manolo Serapio Jr y Manuel Mogato en MANILA; Escrito por Martin Petty, traducido en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below