June 27, 2018 / 9:39 AM / 6 months ago

Fracasa la negociación en la coalición alemana para zanjar la disputa migratoria

BERLÍN, 27 jun (Reuters) - Los partidos de la coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, describieron su disputa sobre política migratoria como muy grave después de que las negociaciones de crisis de cuatro horas en la noche del martes no lograsen solventar un asunto que amenaza con romper el Gobierno que se formó hace tres meses.

La disputa se produjo por los planes esbozados por el ministro del Interior de Merkel, Horst Seehofer, jefe de los conservadores bávaros del partido CSU, para devolver en la frontera alemana a los inmigrantes que ya se hayan registrado en otros países de la UE.

Esto minaría la política de puertas abiertas de Merkel y supondría un revés al sistema Schengen de fronteras abiertas dentro de la UE.

En un momento en que los países europeos también están fuertemente divididos sobre cómo lidiar con el flujo de inmigrantes, la CSU ha dado a Merkel hasta el final de la cumbre de la UE esta semana para acordar políticas con sus socios de la UE que reduzcan el peso que soporta Alemania.

Volker Kauder, diputado de los Democristianos de la CDU de Merkel, dijo a una televisión alemana que la disputa no quedó resuelta el martes en las conversaciones en la cancillería y añadió que la situación era grave.

“Es muy grave. Vemos que en las conversaciones no se trata de algo pequeño, se trata de algo central e importante. Necesitamos hablar entre nosotros”, dijo Kauder.

La CSU, que presiona a Merkel para lograr un acuerdo europeo o al menos pactos bilaterales con países como Grecia e Italia, dijo que no se ganaba nada retrasando las actuaciones.

“Desde la semana que viene queremos que los inmigrantes sean rechazados en la frontera si ya se han registrado en otro país europeo y por lo tanto debería realizar allí el procedimiento de asilo”, dijo Alexander Dobrindt, diputado de la CSU.

“No entiendo el hablar sobre posibles soluciones para Europa a la vez que no se está preparado para hacer lo que Alemania puede hacer ahora”, añadió Dobrindt, que dentro de la CSU suele tomar posiciones particularmente de línea dura.

La CSU se reúne el domingo para decidir si desafía a Merkel e introduce los nuevos controles.

Si Seehofer saca adelante sus planes, muchos miembros de la CDU dicen que Merkel debería estar forzada a destituirlo. Eso provocaría una ruptura de una alianza de 70 años entre la CDU y la CSU y restaría a Merkel su mayoría parlamentaria.

Las principales opciones entonces serían un gobierno en minoría de Merkel o nuevas elecciones, aunque también es posible que Merkel, canciller durante casi 13 años, pueda perder apoyos en su propia formación.

La política de puertas abiertas de Merkel, que supuso la llegada de más de 1,6 millones de inmigrantes a Alemania desde 2015, ha sido criticada por permitir el auge del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania, que ahora es el principal partido de la oposición alemana. (Información de Madeline Chambers; Editado por Simon Cameron-Moore y Raissa Kasolowsky. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below