March 26, 2018 / 10:35 AM / 7 months ago

ACTUALIZA 2-España reduce su déficit al 3,1% del PIB gracias a comunidades y ayuntamientos

* Seguridad Social y Administración Central incumplen objetivos

* Déficit español total cumple la meta fijada por Bruselas

* Se queda a las puertas de salir procedimiento déficit excesivo

* Montoro evita confirmar déficit 2,2% en 2018 si no hay PGE

* Ve necesarios los presupuestos más por política que por economía (Añade citas, detalles)

Por Blanca Rodríguez

MADRID, 26 mar (Reuters) - España cerró 2017 con un déficit público del 3,11 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) incluyendo las ayudas estatales para el sector financiero, gracias a que Comunidades y Ayuntamientos compensaron el desvío de la Administración Central y la Seguridad Social, según datos presentados el lunes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

“Hemos cumplido el objetivo de déficit comprometido con la UE (...) España ha rebajado su déficit público en el último año en un 1,22 por ciento de nuestro PIB, la mayor reducción desde 2012”, dijo el ministro en rueda de prensa, sacando pecho de una política presupuestaria que calificó de “llave maestra” para el crecimiento económico y la creación de empleo en España.

Aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya adelantó el viernes que el país había cumplido con Bruselas cuando dio la cifra de déficit sin las ayudas financieras, el 3,07 por ciento del PIB,, la comparecencia de Montoro sirvió para conocer los detalles de las grandes cifras del desfase entre ingresos y presupuestos del pasado ejercicio.

El ministro atribuyó el ajuste, que calificó de “muy intenso”, a que el crecimiento de los gastos había sido “moderado”, de un 1,1 por ciento, frente a un incremento de los ingresos del 4,6 por ciento, favorecidos por un aumento de las cifras tributarias de un 5,5 por ciento.

DESGLOSE POR SUBSECTORES

Por subsectores, el déficit de la Administración Central fue del 1,9 por ciento del PIB o 22.133 millones de euros mientras que los fondos de la Seguridad Social tuvieron un 1,48 por ciento, o 17.209 millones de euros, de desfase.

Ambas administraciones incumplieron sus propios objetivos de déficit, aunque la fuerte reducción del autonómico, hasta el 0,32 por ciento del PIB (3.703 millones de euros) y el nuevo superávit de las corporaciones locales, del 0,59 por ciento, o 6.812 millones de euros, permitieron cuadrar las cuentas.

En un gran año de cumplimiento para las Comunidades, que estuvieron en el foco de la preocupación por su déficit desbocado en plena crisis, cuatro de las 17 regiones incluso registraron superávit en 2017: Baleares, Canarias, País Vasco y Navarra.

Respecto al renovado debate sobre la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social, Montoro calificó de “serio y grave” su déficit, aunque subrayó que era mucho más manejable al enmarcarse en un déficit total de un 3,1 por ciento del PIB, equivalente a unos 36.200 millones de euros.

PROCEDIMIENTO DÉFICIT EXCESIVO

La importante reducción del déficit no fue sin embargo suficiente para que España salga de forma inmediata del procedimiento de déficit excesivo de la Comisión Europea, que supone un mayor escrutinio y control de las cuentas por superar el 3 por ciento del PIB.

España será previsiblemente el único país de la eurozona sometido a este procedimiento tras conocerse el lunes que Francia cerró el año pasado con un déficit del 2,6 por ciento del PIB, por debajo del 3 por ciento por primera vez en una década.

“A mí me parece muy bien que me vigilen”, dijo Montoro, tratando de quitar importancia a esta situación y se mostró convencido de que 2018 será el ejercicio en el que España conseguirá bajar de esa meta del 3 por ciento.

El ministro, que llevará el martes a un Consejo de Ministros extraordinario el proyecto de presupuestos del Estado para este año, evitó sin embargo dar por hecho que el déficit bajará al 2,2 por ciento previsto si el Gobierno no consigue sacar adelante las cuentas de este año.

“Vamos a tener presupuestos, estamos trabajando en ello y no tiene ningún sentido plantear otros escenarios (...) hacemos un presupuesto para conseguir el 2,2 por ciento”, declaró.

Pese a expresar su confianza en aprobar no sólo los presupuestos de 2018 sino de incluso 2019, Montoro quiso matizar el impacto económico que podría tener no lograr unas cuentas para este ejercicio.

“Tal como está creciendo la economía, realmente no se trata tanto de tener presupuestos para seguir creciendo y crear empleo como para favorecer la estabilidad política de España, que es un bien superior, del que dependen expectativas de inversión, de creación empleo”, declaró.

Tras llegar a un acuerdo con su socio de Gobierno Ciudadanos , la gran duda es si podrá contar con el apoyo de los nacionalistas vascos PNV, que se ha negado incluso a negociar con el Gobierno por la actual crisis política de Cataluña.

Montoro, que no quiso entrar en especulaciones, se limitó a instar a la vuelta a la normalidad en Cataluña. (Editado por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below