March 2, 2018 / 5:13 PM / 9 months ago

ACTUALIZA 1-Primera ministra May intenta mostrarse flexible frente al Brexit

(Añade detalles)

LONDRES, 2 mar (Reuters) - La primera ministra Theresa May instó el viernes a la Unión Europea a mostrar más flexibilidad en las negociaciones sobre una relación futura, diciendo que Reino Unido estaba preparado para tragarse la “realidad de los hechos” del Brexit pero que no creía que estos previesen un acuerdo comercial de éxito.

En un anticipado discurso, May habló desde un tono más amable, abandonando su anterior tono más incisivo de que Reino Unido le daría la espalda a las negociaciones del Brexit, instando a la UE a trabajar unida para resolver los rompecabezas más difíciles del Brexit.

La política intentó abordar la disputa sobre Irlanda, al volver a ofrecer formas de evitar un regreso a la frontera dura con la provincia británica de Irlanda del Norte, reconociendo que Londres tendría que mantener condiciones reguladoras con el bloque.

Esa promesa sobre la regulación fue uno de los elementos de “la realidad de los hechos” que mencionó junto con la sugerencia de que el Tribual Europeo de Justicia todavía jugaría un papel después del Brexit y de que Reino Unido podría tener que pagar para obtener el status de miembro asociado con las instituciones de la UE, que podría alarmar a los simpatizantes más extremistas del Brexit de su partido.

Sin embargo, era tiempo de, como dijo, “ser directa” con la gente sobre lo que era posible después de 20 meses de que Reino Unido votase dejar la UE y que su gobierno intentase desenredar más de 40 años de unión.

“Todos tenemos que enfrentarnos a la realidad de los hechos”, dijo May a los embajadores y líderes comerciales de la Mansion House, la casa oficial del siglo XVIII del Lord Mayor de Londres en el centro del distrito financiero de la capital.

“Ninguno de nosotros puede tener exactamente lo que queremos”, dijo May. “Así que necesitamos llegar a un nuevo equilibrio. Pero no aceptaremos los derechos de Canadá y las obligaciones de Noruega”.

El discurso, titulado “Nuestra futura alianza”, fue un intento de tranquilizar las dudas sobre como Reino Unido ve su futuro fuera de la UE y su arquitectura económica e intentar aliviar las frustraciones en Bruselas sobre lo que ellos califican de ser una falta de detalles.

May volvió a desestimar acuerdos comerciales ‘pre-fabricados’ que la UE ya tiene con países como Noruega, diciendo que no “proporcionaban la mejor forma de progreso ni para Reino Unido ni para la UE”.

Sin embargo, su perspectiva no fue muy diferente de su anterior propuesta de que Reino Unido pudiese eludir algunas leyes y regulaciones de la UE mientras continuaba cumpliendo a otras que benefician a Reino Unido, un plan que el bloque ha tachado de ser “pura fantasía”.

“Por tanto, mi mensaje a nuestros amigos en Europa es claro. Queremos lo que queremos. Entendemos vuestros principios. Tenemos el interés en común de querer hacer esto bien. Así que continuemos con ello”, dijo May.

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, acogió el discurso diciendo que ofrecía claridad y el reconocimiento de algunas de las contrapartidas necesarias para llegar a un acuerdo comercial. (Información de Alastair Smout y Andrew MacAskill; escrito por Kate Holton. Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below