January 21, 2018 / 12:27 PM / 9 months ago

Europa prepara réplica al "EEUU primero" de Trump en Davos

Por Noah Barkin

DAVOS, Suiza, 21 ene (Reuters) - Los líderes europeos pondrán todos sus esfuerzos durante el Foro Económico Mundial de Davos esta semana en una defensa del multilateralismo antes de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegue con su mensaje de “Estados Unidos primero”.

Políticos, empresarios, banqueros y famosos se reunirán en los Alpes suizos bajo el lema “Creando un futuro compartido en un mundo fracturado” para una reunión de cuatro días en un inquietante contexto mundial.

Una década después de que la bancarrota del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers contribuyera a desencadenar una crisis financiera mundial, el crecimiento económico ha regresado y los mercados bursátiles están alcanzando niveles récord.

Sin embargo, hay un temor persistente entre muchos en Davos de que las brillantes perspectivas económicas se conviertan en poco más que un espejismo si el abrumador conjunto de amenazas geopolíticas -desde el proteccionismo y el cambio climático hasta los ciberataques y la guerra abierta- ganan peso en 2018.

“No todas las amenazas geopolíticas son amenazas para los mercados financieros”, dijo a Reuters Axel Weber, presidente del banco suizo UBS y expresidente del alemán Bundesbank. “Pero estoy de acuerdo en que puede haber una desconexión, lo que ha estado sucediendo desde hace un tiempo y puede continuar durante un tiempo”.

El informe de riesgos mundiales publicado por el Foro Económico Mundial la semana pasada mostró que muchos ven un mayor riesgo de enfrentamientos políticos y económicos entre las principales potencias este año.

Trump, el primer presidente estadounidense que asiste al foro desde Bill Clinton en 2000, es una fuente de inquietudes después de un volátil primer año en el cargo durante el que ha puesto patas arriba la política exterior estadounidense.

El foro abrirá el martes con un discurso del primer ministro de la India, Narendra Modi, y concluirá el viernes, cuando Trump se dirigirá al auditorio masivo donde el presidente chino Xi Jinping habló el año pasado, ofreciendo llenar el vacío de liderazgo global creado por un Washington aislacionista.

Responsables de la Casa Blanca dijeron el fin de semana que era improbable que el cierre del gobierno en Estados Unidos impidiera que Trump hiciera el viaje, aunque el director de presupuesto, Mick Mulvaney, dijo que ahora era posible.

En los días entre Modi y Trump, los líderes de los países más grandes de Europa, ausentes de Davos el año pasado y reforzados por la recuperación de sus economías, ofrecerán una visión alternativa a Trump y Xi, que a ojos de los europeos no ha cumplido su promesa de hace un año de abrir China a la inversión extranjera.

LA NUEVA ESTRELLA DE EUROPA

La ofensiva la dirigirá el presidente francés, Emmanuel Macron, la nueva estrella de la política europea, quien, con una audaz decisión, ha invitado a muchos de los líderes empresariales que estarán en Davos al Palacio de Versalles el lunes para presionarlos a invertir en Francia.

Cuando el mandatario francés hable en Davos el miércoles, el exbanquero de inversión ofrecerá su propio “diagnóstico” de globalización y presentará una estrategia para abordar el aumento de las desigualdades, el calentamiento global y el aumento del nacionalismo, dicen sus asesores.

“No creo que Macron pueda resistirse a ser el contra-Trump”, dijo Robin Niblett, director del instituto Chatham House en Londres.

A Macron se le unirá la canciller alemana, Angela Merkel, que regresará al escenario mundial después de meses de limbo político en su país y del primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

También está prevista la intervención del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de regreso en Davos después de una ausencia de 20 años.

El foro es un maratón de mesas redondas, almuerzos y cócteles que profundizan en temas tan diversos como el terrorismo, la inteligencia artificial y el bienestar.

La conferencia de este año incluirá varias sesiones sobre acoso sexual, un guiño al movimiento #MeToo que estalló después de las denuncias de mala conducta sexual por parte del productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Criticado en los últimos años por no representar a las mujeres, el foro nombró siete copresidentas este año, entre ellas Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Ginni Rometty, primera ejecutiva de IBM.

Entre los otros líderes que asisten están la primera ministra británica Theresa May, Benjamin Netanyahu de Israel y varios líderes africanos, incluido el nuevo presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa.

El año pasado, el único enviado del bando de Trump en la semana previa a su toma de posesión fue Anthony Scaramucci, el financiero de Nueva York que fue despedido después de solo 10 días como director de comunicaciones de la Casa Blanca.

Este año, Trump estará acompañado por una gran delegación de EEUU que incluye al Secretario del Tesoro Steve Mnuchin, el secretario de Estado Rex Tillerson y su yerno Jared Kushner.

Por primera vez en años, Irán no estará representado. Los funcionarios del Foro Económico Mundial no pudieron indicar si la tardía cancelación del ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, tuvo algo que ver con la decisión de Trump de participar. (Información adicional de Michel Rose en París; traducido en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below