November 28, 2017 / 1:36 PM / 2 months ago

Los bancos británicos superaron sin dolor pruebas de estrés de 2017

    Por Huw Jones y David Milliken
    LONDRES, 28 nov (Reuters) - Todos los bancos de Reino Unido
evitaron requerimientos de capital en las últimas pruebas de
resistencia anuales por primera vez desde 2014, pero el Banco de
Inglaterra advirtió de que podría haber daños en el futuro si no
hay un acuerdo para el Brexit y dijo que el déficit por cuenta
corriente del país representaba un gran riesgo.
    Los bancos comerciales podrán hacer frente a un Brexit
"desordenado" sin restringir los préstamos o ser rescatados por
los contribuyentes, dijo el martes el Banco de Inglaterra
después de estos test que evalúan anualmente la salud del sector
financiero.
    Sin embargo, Barclays          y RBS         sufrieron en
las pruebas al depender del capital captado este año más que en
el de 2016, como suele requerirse para obtener el aprobado. 
    Otras entidades como HSBC         , Lloyds Banking Group
        , Santander UK         , Standard Chartered          y 
Nationwide Building Society superaron las pruebas. 
    "El (BoE) ... juzga que el sistema bancario puede seguir
respaldando la economía real, incluso en el improbable caso de
un Brexit desordenado", dijo el gobernador Mark Carney en una
conferencia de prensa.
    Sin embargo, dijo que era bueno tanto para el interés de
Reino Unido como el de la UE rubricar un acuerdo antes de la
fecha del Brexit en marzo de 2019, a pesar de los lentos
progresos logrados hasta ahora.
    "En el caso de un déficit brusco y desordenado, habrá un
impacto económico en los hogares y en las empresas. Habrá
mercados perdidos antes de que se encuentren otros nuevos, y
habrá algo de dolor asociado a ello", dijo Carney.
    Es más, si un Brexit desordenado coincidiese con una
profunda recesión mundial y más multas bancos por mala praxis,
no está claro que el sistema bancario pueda abordarlo
fácilmente, añadió. 
    Los bancos británicos han tenido que triplicar sus reservas
de capital contra potenciales pérdidas desde la crisis
financiera global de 2007-09 que hundió al país en la recesión.
    El Banco de Inglaterra ya había advertido sobre los posibles
costes del Brexit antes del referéndum de junio de 2016, lo que
provocó la ira de los partidarios del divorcio con la UE,
quienes dijeron que Carney estaba politizando al banco central.
El Banco de Inglaterra dice que su mandato le exige que debe
hablar cuando detecta riesgos económicos.

 (Escrito por David Milliken; traducción de Jose Elías
Rodríguez)
  
0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below