June 11, 2017 / 12:29 PM / a year ago

May busca pacto con los unionistas norirlandeses para seguir en el poder

Por Kylie MacLellan y Estelle Shirbon

LONDRES, 11 jun (Reuters) - La primera ministra británica, Theresa May, trataba de cerrar un acuerdo el domingo con un pequeño partido de Irlanda del Norte cuyo respaldo necesita para mantenerse en el poder después de un desastroso resultado electoral que socavó su autoridad días antes de que comiencen las conversaciones sobre el Brexit.

La prensa británica indicaba que había movimientos dentro del Partido Conservador de May para apartarla de su cargo, mientras el líder laborista en la oposición, Jeremy Corbyn, que obtuvo un resultado mejore de lo esperado en la votación del jueves, insistió en que debía ser destituida y él podía reemplazarla.

“Theresa May es un cadáver andante. Lo único que falta por saber es cuánto tiempo va a permanecer en el corredor de la muerte”, dijo a la BBC el exministro de Finanzas conservador George Osborne, que fue despedido por May cuando se convirtió en primera ministra el año pasado.

Los conservadores se hicieron con 318 escaños de la Cámara de los Comunes en las elecciones del jueves, a ocho de una mayoría absoluta. El Partido Laborista, principal partido de oposición, obtuvo 262.

La única esperanza de May de formar un gobierno es lograr el apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP por sus siglas en inglés) de Irlanda del Norte, que tiene 10 escaños. La mandataria negocia un acuerdo en virtud del cual el DUP apoye a los conservadores en los votos clave, pero no se una a una coalición formal.

Su oficina de Downing Street anunció inicialmente el sábado que los “principios de un acuerdo marco” habían sido acordados con el DUP, pero el partido norirlandés lo negó horas más tarde.

Downing Street se retractó después, señalando que May había “debatido la finalización” de un acuerdo en la próxima semana. La líder del DUP, Arlene Foster, dijo a Sky News que se reuniría el martes con May en Downing Street.

Esta agitación política se produce cuando el Reino Unido se dispone a negociar el 19 de junio los términos de su salida de la Unión Europea, en unas conversaciones de una complejidad sin precedentes que se supone terminarán antes de finales de marzo de 2019, fecha oficial de salida del Reino Unido.

Este plazo parece ahora más ambicioso que antes, más aún porque la debacle electoral de May ha envalentonado a los miembros de su propio partido que se oponen a su plan de un “Brexit duro” en la salida del mercado único y la unión aduanera de la UE.

“El nuevo gabinete se reunirá obviamente a principios de la próxima semana, nuestra opinión del Brexit no creo que haya cambiado”, dijo el secretario de Defensa Michael Fallon a la BBC, agregando que el gobierno sería capaz de recabar apoyos parlamentarios para sus planes del Brexit.

Pero había señales tempranas de que sin una mayoría parlamentaria, una May debilitada no podría contar con todos los diputados de su partido para apoyar su estrategia.

“No creo que tenga una mayoría en la Cámara de los Comunes para abandonar el mercado único”, dijo Anna Soubry, miembro del parlamento conservador que hizo campaña antes del referéndum del año pasado para que Reino Unido permanezca en la UE. (traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below