5 de julio de 2016 / 12:42 / en un año

El Banco de Inglaterra alivia requisitos de la banca ante el desafío del 'brexit'

LONDRES, 5 jul (Reuters) - El Banco de Inglaterra adoptó medidas el miércoles para garantizar asegurar que los bancos británicos sigan concediendo préstamos y las aseguradoras no liquiden sus bonos corporativos en el período “difícil” que probablemente se abra tras el voto a favor del ‘brexit’.

El banco central dijo que reduciría la cantidad de capital que los bancos están obligados a mantener en reserva, liberando un extra de 150.000 millones de libras para la concesión de créditos, revirtiendo una decisión adoptada a principios de año, cuando el crecimiento de la economía británica parecía acelerarse.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que la medida representaba un “cambio importante”, que ayudaría a la economía a capear el ‘brexit’.

“Esto significa que tres cuartas partes de los bancos del Reino Unido, que representan el 90 por ciento de la cartera crediticia del Reino Unido, tendrán inmediatamente una mayor flexibilidad para la concesión de préstamos a hogares y empresas en el Reino Unido”, dijo a periodistas.

La libra esterlina cayó más de un 10 por ciento frente al dólar y el precio de las acciones de los bancos se desplomó un 20 por ciento después de que los británicos votaran el 23 de junio a favor de la salida e la UE.

El martes por a mañana, la libra tocó un nuevo mínimo de 31 años contra el dólar, ante la noticia de la suspensión del fondo inmobiliario británico de Standard Life, aunque recuperó algo de terreno tras el anuncio del Banco de Inglaterra y los comentarios de Carney.

Ante la incertidumbre sobre el futuro de George Osborne como ministro de Finanzas, recae más responsabilidad en Carney y los consejeros del Banco de Inglaterra a la hora de dirigir Reino Unido en la peor crisis política en décadas.

El martes se presentaron también nuevos indicios sobre la debilidad de la economía británica.

La confianza empresarial cayó abruptamente en los días después del referéndum, según un sondeo difundido, y las grandes almacenes John Lewis anunciaron una ralentización de sus ventas durante la semana pasada.

Además, el sector de servicios creció a su ritmo más lento en tres años en junio, de acuerdo con una encuesta realizada principalmente antes del referéndum.

El banco central dijo que estaba siguiendo de cerca la disposición de los inversores para financiar el déficit por cuenta corriente de Reino Unido después del inesperado resultado del referéndum, y los altos niveles de deuda de los hogares.

Carney dijo que la caída de la libra esterlina debería ayudar a aliviar el déficit de la balanza de pagos, pero el ritmo de inversión también sería importante.

El banco central dijo que los riesgos que había identificado antes del referéndum estaban empezando a materializarse, incluyendo una menor demanda por activos inmobiliarios comerciales. (Información de David Milli ken y William Schomberg; información adicional de Andy Bruce, Jemima Kelly y James Davey, Editado por Michael Holden y Anna Willard; traducido por Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below