18 de marzo de 2015 / 18:19 / hace 3 años

Las elecciones andaluzas, primera foto de una nueva era política en España

* El voto en Andalucía marcará escenario para las generales

* La economía española se reanima, pero perdura el malestar

* Avanzan las nuevas formaciones Podemos y Ciudadanos

Por Julien Toyer

ALMERÍA, 18 mar (Reuters) - Las elecciones del domingo en Andalucía, donde una de cada tres personas están sin trabajo, serán una prueba preliminar de cómo de profundo ha cuajado en España el sentimiento antiausteridad que ya puso a Syriza en el poder en Grecia a finales de enero.

La región del sur acogerá la primera de las tres votaciones locales que se celebrarán en España antes de los comicios generales de fin de año, midiendo el sentimiento de un país aclamado recientemente como modelo de recuperación de la economía europea tras aplicar las duras recetas de recortes de gastos y reformas recomendadas por Alemania.

Pese a reencauzar el crecimiento tras seis años de crisis, en las calles mucha gente sigue sufriendo los efectos de una recesión que ha mermado la economía nacional en cerca de un 7 por ciento entre 2008 y 2013 y ha enviado a muchos al umbral de la pobreza.

La escena política de España - dominada por un bipartidismo de centroizquierda y centroderecha desde el final de la dictadura franquista en los años 70 - se ha visto sacudida como consecuencia del auge de fuerzas populistas que están encontrando muchos simpatizantes entre la población descontenta.

Las elecciones andaluzas, en este sentido, serán la primera ventana en reflejar el poder de estas nuevas alternativas.

Los sondeos apuntan a una estrecha victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), actualmente en el poder en Andalucía, en unas elecciones a las que están convocados 6,5 millones de personas, un 20 por ciento del electorado nacional.

Pero pese a la vaticinada victoria, la lacra del paro y los escándalos de corrupción que involucran al partido - entre ellos una presunta malversación de fondos destinados a los desempleados - podrían llevar a los socialistas a su peor resultado desde que en 1982 comenzaran a gobernar en el que es considerado uno de sus feudos.

Mientras, los emergentes Podemos y Ciudadanos podrían registrar buenos resultados, asegurándose conjuntamente una cuarta parte de los votos, una posición vital para configurar un parlamento local sin mayorías.

Según las encuestas, el conservador Partido Popular de Mariano Rajoy será el que perderá más apoyos en la votación tras cortar desde el Gobierno central los gastos en salud o educación y enfrentarse a casos de corrupción en su partido a nivel nacional.

“Se puede dar una sorpresa positiva, como en las europeas”, explica Lucía Ayala, representante de Podemos en Almería. “Se nos están acercando votantes de todos los partidos”, explica a Reuters en la provincia del este andaluz.

La preocupación principal de muchos votantes es el empleo. Almería, por ejemplo, produce el 25 por ciento de los tomates en España y atrae a turistas a sus soleadas playas. Pero la tasa de desempleo local es del 35 por ciento y llega hasta el 60 por ciento entre la población sin estudios de entre 20 y 25 años.

El centro histórico de Almería, donde se mezclan arquitectura clásica y árabe, tiene un aire deprimido, con muchas tiendas cerradas como consecuencia de la crisis.

En Vícar, una localidad de clase obrera a las afueras, grupos de jóvenes pasan la tarde en calles que parecen necesitar un reasfaltado desde hace años.

“Antes, cualquiera podía encontrar un trabajo fácilmente en el campo, con el tomate, o en los almacenes cercanos. Pero hoy, es misión imposible”, explica Francisca González, jubilada del barrio, de 71 años.

“Esperamos que las elecciones nos traigan algo de cambio, y que haya trabajo para los jóvenes”.

PRESAGIO

La importancia de las elecciones de Andalucía ha sido evidente durante las últimas semanas, en las que los líderes nacionales han viajado desde Madrid para ayudar a sus candidatos locales. Rajoy hizo cinco viajes a la región en tan sólo un mes.

El analista de Teneo Inteligence Antonio Barroso explica que las elecciones regionales serán un presagio de la inestabilidad política que España podría encarar este año.

El próximo 24 de mayo se celebrarán elecciones municipales en todo el país y regionales en 13 comunidades autónomas, mientras que Cataluña votará la composición de su Parlamento el 27 de septiembre.

Los políticos locales consideran como escenario más probable en Andalucía una formación de gobierno socialista en minoría.

Ni los socialistas ni el PP van a querer pactar en una gran coalición antes de las elecciones generales por miedo a sufrir sus efectos en las urnas. Tampoco Podemos o Ciudadanos querrán parecer formar parte de los poderes tradicionales que tanto critican.

El efecto de una alta fragmentación parlamentaria en la región - y en general en España después de las generales - no es solo una preocupación de primer orden para el bipartidismo, probablemente también lo es para los inversores. Muchos consideran que un gobierno estable en Madrid podría ser vital para garantizar que la aceleración de la económica no descarrila.

“La emergente fragmentación política puede convertirse en un problema para la estabilidad política y las perspectivas”, dijo Barroso. “Aunque los gobiernos de coalición pueden tener éxito en la implementación de las reformas económicas, España no tiene ninguna experiencia con este tipo de alianzas a nivel nacional”.

TOMATES

El pasado fin de semana en Vícar, cientos de simpatizantes socialistas ocupan el polideportivo municipal para animar a la candidata socialista a la Junta, Susana Díaz, y a su líder nacional, Pedro Sánchez.

La multitud rompe en aplausos cuando la pareja se compromete a impulsar el gasto social y deshacer la reforma laboral de Rajoy que, según economistas, ha hecho a España más competitiva y ha impulsado la inversión extranjera, pero que también ha bajado los salarios y ha impulsado los despidos.

Ayala, de Podemos, argumenta que tanto los socialistas como el PP han perdido el pulso de una ciudadanía que no quiere solo un cambio de gobierno o político, sino darle la vuelta al sistema.

La joven historiadora del arte explica que 60.000 personas han contribuido a financiar la campaña regional del partido con aportaciones de entre 100 y 10.000 euros.

“Andalucía siempre marca las pautas de lo que pasa a nivel nacional, va a tener un papel crucial en marcar lo que pasará en España”, dijo. (Traducido al castellano por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below