6 de febrero de 2015 / 10:54 / hace 3 años

Las cajas negras del avión de Taiwán revelan que intentó recuperar impulso

Por Michael Gold

TAIPEI, 6 feb (Reuters) - El avión de TransAsia que se estrelló en un río en Taipei, matando a 35 personas, no consiguió suficiente impulso después de despegar, dijeron el viernes las autoridades, que revelaron que un motor fue apagado y vuelto a encender.

El vuelo GE235 transportaba a 58 pasajeros y tripulación cuando voló entre los edificios, tocó un paso elevado y un taxi con una de sus alas y luego se volcó antes de estrellarse el miércoles en un río poco profundo después de su despegue. Quince personas sobrevivieron.

Los grabaciones de datos y voz de las cajas negras del avión bimotor mostraron que el avión avisó cinco veces de pérdida de empuje antes de estrellarse en el centro de Taipei, dijeron responsables del Consejo de Seguridad de la Aviación en una sesión informativa.

El motor derecho entró en un estado denominado ‘auto-feather’, en el cual redujo el impulso hacia la hélice, dijo Thomas Wang, director general del consejo.

La tripulación del vuelo redujo la aceleración al motor izquierdo y después intentó reiniciarlo, pero no consiguió suficiente impulso. No dio una razón sobre el reinicio.

“El primer motor experimentó un problema 37 segundos después de despegar a 1.200 pies”, dijo Wang.

Agregó que el piloto había anunciado un desperfecto en un motor, que puede ocurrir cuando el suministro de combustible se interrumpe o cuando hay una combustión defectuosa, pero que luego no hubo ninguno.

“La tripulación del vuelo pulsó el acelerador del motor 2 (a la derecha) ... El motor todavía estaba operativo, pero ningún motor producía impulso”.

Dijo que el avión podía volar con un motor. La aeronave funcionaba con dos motores Pratt & Whitney PW127M. Pratt & Whitney es parte de United Technologies.

El piloto, considerado como un héroe por sus acciones en los últimos momentos del vuelo, aún estaba aferrado al timón del avión cuando su cadáver fue hallado en el interior de la cabina, informaron medios el viernes.

El piloto de 42 años Liao Chien-tsung fue alabado por el alcalde de Taipei por haber dirigido el avión entre bloques de apartamentos y edificios comerciales antes de que cayera en el mar.

Los cadáveres de Liao y su copiloto se retiraron de la cabina del ATR 72-600 casi nuevo todavía aferrados al timón y con las piernas muy fracturadas, dijeron investigadores.

“Estuvieron intentando salvar su avión hasta el último minuto”, dijeron medios citando a fiscales sin identificar, implicados en la investigación.

Ocho personas siguen desaparecidas. Los oficiales de aviación dijeron que no abandonan las esperanzas de encontrarlos.

Información adicional de Faith Hung en Taipei y Cindy Silviana en Yakarta; Traducido por Raquel Castillo en Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below