9 de mayo de 2014 / 7:58 / en 4 años

La calva es bella y da descuentos en un nuevo restaurante de Tokio

TOKIO, 9 may (Reuters) - Las calvas pueden exhibirse con orgullo en un nuevo restaurante de Tokio en el que los escasos de cabellera son recibidos con los brazos abiertos y consiguen descuentos vetados a sus cóngeneres de cabezas frondosas.

El local, en el distrito Akasaka de Tokio, no muy lejos de las oficinas del Gobierno central, anima a los clientes a que amen su carencia capilar en lugar de ocultarla.

“La calvicie es un tema muy delicado en Japón, pero en Hollywood hay numerosas estrellas que se olvidan totalmente de sus cabezas lampiñas y desempeñan con orgullo su trabajo”, dijo el propietario Yoshiko Toyoda.

“Pensé que sería bonito fomentar ese espíritu aquí”, dijo.

La calvicie no es tan común en Japón como en Occidente pero afecta a un 26 por ciento de hombres, dice Aderans, un fabricante de pelucas japonés. La genética juega un papel importante, pero el estrés -en un país en el que el exceso de trabajo entre parte de la población es casi una epidemia crónica- también tiene parte de culpa.

“Cuando empiezas a quedarte calvo, es un palo enorme, sin duda”, dice Shiro Fukai, de 48 años, mientras consume una bebida.

“La vida de los empresarios japoneses es dura. El estrés se acumula y se te empieza a caer el pelo”.

Rebajar estas tensiones fue la inspiración original de Toyoda para crear “Otasuke” - “Echando una mano” -, que ofrece los menús de pub japonés preferidos por los hombres de mediana edad, como brochetas de pollo a la brasa y callos cocidos, a precios reducidos.

“Estaba buscando alguna forma de apoyar a los hombres que trabajan mucho, pero sin un gancho la idea no tenía gracia”, dijo Toyoda. “De repente un día iba andando por el centro y veía calvos por todos lados. Ya lo tenía”.

Un cliente calvo logra un descuento de 500 yenes (unos 3,5 euros) y puede conseguir más ofertas si va en un grupo amplio de amigos pelones. Si se juntan cinco, una bebida la paga la casa.

En las paredes del pub hay pósters con datos curiosos sobre la calvicie. (¿Qué país tiene la tasa más alta de calvorotas? Respuesta: La República Checa, con un 43 por ciento, seguida de España y Alemania.)

“Soy calvo y estoy orgulloso”, dice otro cartel, que resume la idea de Fukai: “No te cortes. ¿Te estás quedando calvo? Enhorabuena”. (Información de Elaine Lies; traducido por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below