18 de julio de 2013 / 6:04 / hace 4 años

Grecia aprueba el despido de miles de empleados públicos

Por Renee Maltezou y George Georgiopoulos

ATENAS, 18 jul (Reuters) - La frágil coalición de Gobierno de Grecia aprobó el miércoles en una votación un proyecto de ley para despedir a empleados públicos, mientras miles de manifestantes gritaban contra las medidas de austeridad afuera del Parlamento.

La votación fue la primera gran prueba para la coalición de dos partidos del primer ministro Antonis Samaras, después de perder un aliado tras el abrupto cierre de la emisora estatal el mes pasado, quedando con una pequeña mayoría de cinco escaños en el Parlamento de 300 legisladores.

Tras la medianoche del miércoles, 153 de los 293 legisladores presentes votaron a favor del proyecto de ley, que debía ser aprobado para desbloquear cerca de 7.000 millones de euros (9.200 millones de dólares) de la ayuda prestada por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

El proyecto de ley incluye planes para transferir y despedir a unos 25.000 empleados públicos -en su mayoría profesores y policías municipales- que provocaron una semana de marchas, protestas y huelgas casi a diario.

Cerca de 5.000 griegos inundaron las cercanías del Parlamento mientras se acercaba la votación, con algunos gritando “No sucumbiremos, la única opción es resistir” y sosteniendo globos negros. No obstante, la convocatoria fue mucho menor que en las protestas del año pasado.

“Tras 12 años de trabajo, nos despiden en una noche”, dijo en lágrimas Patra Hatziharalampous, un guardia escolar de 52 años que vestía su uniforme. “Si tienen agallas, deberían decir que no al rescate y retirar algunos artículos del proyecto de ley”, agregó.

Las reformas fueron aprobadas horas antes de que el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble -el mayor defensor de la austeridad en Europa y a quien muchos griegos culpan de sus males- llegue a Atenas en su primera visita a Grecia desde que comenzó la crisis de deuda en el 2009.

Antes de la votación, Samaras anunció el primer recorte tributario de Grecia desde que comenzó su crisis casi cuatro años atrás, en un intento por aplacar las protestas y el creciente malestar público.

“No nos relajaremos”, dijo Samaras en un sorpresivo discurso televisivo para anunciar que el impuesto al valor agregado (IVA) en restaurantes será reducido al 13 por ciento desde el 23 por ciento a partir del 1 de agosto.

“Seguiremos subiendo la cuesta, llegaremos a la cima, que no está tan lejos, y llegarán mejores días para nuestro pueblo”, afirmó.

El Gobierno hizo aspavientos de su defensa de la bajada del IVA en restaurantes durante sus últimas conversaciones con prestamistas y analistas dijeron que la medida era un intento simbólico de decirle a los griegos, afectados por la austeridad, que había luz al final del túnel.

Samaras dijo que el recorte ayudaría a combatir la evasión tributaria, un gran problema en el país y una de las razones por las que cayó en la crisis de deuda el 2009, pero advirtió que si la evasión persistía, el IVA sería revertido al 23 por ciento. (Información de Renee Maltezou, Angeliki Koutantou, George Georgiopoulos y Deepa Babington; Traducido por la Mesa de Santiago; Editado por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below