15 de marzo de 2013 / 15:59 / en 5 años

ACTUALIZA 1-España endurece prejubilación para aligerar pensiones

* Prevé ahorrar unos 4.500 mls euros anuales en 2027

* Endurece condiciones de subsidio de paro a mayores 55 años

* Fomenta alargar la vida laboral más allá edad jubilación

* Sindicatos critican reforma por “burlar” el diálogo social (Añade detalles, reunifica notas)

Por Blanca Rodríguez

MADRID, 15 mar (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes nuevas medidas para garantizar la sostenibilidad del costoso sistema de pensiones, mediante el endurecimiento de las jubilaciones anticipadas y parciales y el fomento de la continuación de la vida laboral más allá de la edad legal de retiro.

La nueva reforma endurece también el cobro del subsidio del desempleo por parte de los mayores de 55 años, al tener en cuenta la renta de toda la unidad familiar para poder optar al mismo, y penaliza los despidos colectivos en grandes empresas que afecten sobre todo a mayores de 50 años.

Con este real decreto-ley- que puede afectar particularmente a los bancos en proceso de saneamiento o a grandes compañías en restructuración-, España pretende ahorrar unos 4.500 millones de euros al año una vez que estén plenamente en vigor todas sus medidas, lo que no sucederá hasta 2027, cuando la edad legal de jubilación se situará en 67 años.

“Hoy las jubilaciones anticipadas y las jubilaciones parciales suponen un coste anual para el sistema de más de 9.000 millones de euros y está previsto que cuando esté en vigor esta medida suponga un ahorro de casi un 50 por ciento de esta cantidad anualmente”, dijo la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras el Consejo de Ministros.

Quienes se jubilan de forma anticipada cobran de media una pensión de 1.413 euros, frente a los 1.206 euros de quienes se mantienen en el mercado laboral hasta los 65 años o más.

Con esta reforma, el Ejecutivo quiere reducir las tensiones provocadas por la crisis económica en las cuentas de la Seguridad Social ante el descenso del número de trabajadores cotizantes y el envejecimiento de la población.

La Seguridad Social cerró 2012 con un déficit de 10.131 millones de euros, el 0,96 por ciento del Producto Interior Bruto, frente al equilibrio previsto inicialmente.

El pago de pensiones supone alrededor de un 10 por ciento del PIB español, y ese peso podría subir en más de 3,5 puntos hasta el año 2060 en caso de no implementar reformas, dijo Báñez.

Los principales sindicatos del país, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, criticaron en un comunicado conjunto el decreto aprobado por el Gobierno, al que acusaron de burlar el diálogo social y el Pacto de Toledo, el marco donde los partidos políticos debaten la situación de las pensiones.

CAMBIOS EXIGIDOS POR BRUSELAS

La de las pensiones es una de las grandes reformas estructurales pendientes en el país, y forma parte de las tradicionales demandas de Bruselas y otros organismos internacionales al Ejecutivo español, que está abordando los cambios en el sistema de forma escalonada.

Tras aprobar los cambios en las prejubilaciones, el Gobierno español quiere entrar ahora en el debate sobre el factor de sostenibilidad de las pensiones, que prevé tener cerrado en el primer semestre del año tras recibir las propuestas de un comité de expertos independientes que se creará en el plazo de un mes.

“Son medidas relevantes que claramente se sitúan en línea con las orientaciones comunitarias y con los propios compromisos que España ha venido adoptando con la Comisión Europea, orientados a que la edad de jubilación efectiva sea cada día mayor”, dijeron fuentes de Empleo sobre lo aprobado el viernes.

La edad real de jubilación se sitúa actualmente en España en casi 64 años, pero casi la mitad de las nuevas jubilaciones se anticipan a la edad legal de retiro, por lo que existe un porcentaje de la población que tiene cotizaciones mucho más largas, principalmente los autónomos.

Según lo aprobado el viernes, los trabajadores que se quieran jubilar de forma anticipada y voluntaria tendrán que haber cotizado un mínimo de 35 años y la edad mínima de acceso a la pensión se incrementará de forma paulatina desde los 63 años actuales a los 65 años en 2027.

En el caso de las prejubilaciones forzosas, habrá un período mínimo de cotización de 33 años y la edad pasará de los 61 años de ahora a los 63 en 2027.

En cuanto a la jubilación parcial, el Gobierno considera que ha sido una figura utilizada como una forma de acceso privilegiado a una jubilación anticipada, y con los cambios que endurecen sus requisitos se pretende que quede como algo casi residual.

Las medidas facilitan además la posibilidad de ser un pensionista activo, al abrir la posibilidad de trabajar a tiempo completo o parcial recibiendo el 50 por ciento de la pensión una vez alcanzada la edad legal de jubilación y el 100% de la base reguladora.

En cuanto a los expedientes de regulación de empleo de las grandes empresas, la norma desincentiva los despidos de los mayores de 50 años y endurece la llamada “enmienda Telefónica”, que obliga a las compañías a compensar al sistema por incluir a trabajadores de más edad en despidos colectivos.

Tendrán que pagar compensaciones las empresas que obtengan resultados positivos en al menos dos ejercicios económicos consecutivos dentro del periodo comprendido entre el año anterior al despido colectivo y los cuatro ejercicios económicos posteriores a dicha fecha.

Presentación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social:

link.reuters.com/myz66t (Información adicional de Robert Hetz, editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below