8 de marzo de 2013 / 19:14 / en 5 años

Pospuesta vista sobre juicio sexual Berlusconi por hospitalización

MILÁN, Italia, 8 mar (Reuters) - La justicia italiana pospuso el viernes una vista del juicio por el escándalo sexual “bunga bunga” al ex primer ministro Silvio Berlusconi, después de que fuera atendido en un hospital por un problema ocular.

El juicio, en el que está acusado de pagar por mantener relaciones sexuales con una prostituta menor de edad, está considerado como el más dañino de los tres que afronta el empresario multimillonario y mientras lucha por su futuro político tras el resultado no concluyente de las elecciones de la semana pasada.

El caso estaba en su etapa final cuando sus abogados pidieron el aplazamiento para permitir que reciba tratamiento.

La fiscal Ilda Boccassini dijo al tribunal que suponía que se trataba de una táctica dilatoria y pidió un control independiente de su estado. Pero la jueza Giulia Turri y sus dos compañeros aceptaron que Berlusconi tenía una razón legítima para posponer la vista, que ahora será el lunes.

El veredicto está previsto para el 18 de marzo, pero no está claro si el aplazamiento supondrá que se retrase.

Berlusconi ha negado haber actuado de forma incorrecta, y el jueves señaló que los cargos en su contra son “una persecución judicial (...) que vuelve a emerger cada vez que hay momentos políticos complejos en la vida política del país”.

En las elecciones de la semana pasada estuvo cerca de conseguir la victoria, tras obtener un resultado mejor de lo esperado. Los comicios acabaron sin un ganador claro y el presidente está teniendo dificultades para formar gobierno.

Berlusconi tiene una enfermedad que causa “dolor e intolerancia a la luz y una visión alternada” que es mejor tratar en un hospital, dijo a periodistas su médico personal, Alberto Zangrillo.

“Está siendo atendido en un hospital, pero probablemente pasará allí la noche como medida de precaución”.

Por ley, Berlusconi tiene derecho a estar presente en todas las vistas de su juicio.

El lunes, la fiscalía dijo que las fiestas en su mansión en las afueras de Milán eran preparadas para que hubiera prostitución sistemática y no eran las cenas elegantes que él siempre describió.

Las fiestas incluían cenas, danza erótica “bunga bunga” y relaciones sexuales entre mujeres aspirantes a ser estrellas de televisión e invitados, dijo el fiscal Antonio Sangermano.

Sus abogados han pedido también que se aplace otra vista prevista para el sábado sobre el otro caso que tiene pendiente, en el que apela una condena de cuatro años por fraude fiscal en relación con la compra de los derechos de televisión de su cadena Mediaset, la más grande del país en el sector privado.

El jueves, un tribunal lo condenó a un año de prisión por la publicación en el diario de su familia de la transcripción de una conversación grabada a un político rival relacionada con un escándalo bancario. (Información de Manuela D‘Alessandro; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile y Teresa Larraz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below