for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Autoridades de la Fed ven riesgo en reabrir la economía de EEUU prematuramente

WASHINGTON/SAN FRANCISCO, 14 abr (Reuters) - Autoridades de la Reserva Federal comenzaron a lidiar con las complejidades de cómo reabrir la economía del país y simultáneamente proteger a la población contra el resurgimiento de las infecciones por coronavirus, objetivos que según ellos no pueden tener éxito por separado.

FOTO DE ARCHIVO: James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, deja una conferencia en Jackson Hole, Wyoming, Estados Unidos. 23 de agosto de 2019. REUTERS/Jonathan Crosby

Los líderes electos, desde el presidente Donald Trump hasta los gobernadores estatales, han adoptado enfoques diferentes y, a veces, encontrados en su respuesta a la crisis de salud y al debate emergente sobre cómo y cuándo reabrir la economía, lo que ha llevado a una serie de actitudes, políticas y enfoques diversos en lugar de una respuesta nacional coordinada.

En apariciones por separado el martes, los jefes de los bancos de la Fed se involucraron en el tema, pidiendo pruebas casi universales, un respaldo fiscal mayor para las empresas, las familias y gobiernos locales, y planteando preocupaciones de que algunos estados estén listos para reiniciar sus economías antes de que otros hayan visto el punto máximo del virus.

Un grupo de estados costeros que han impuesto algunas de las reglas más estrictas de distanciamiento social para frenar al virus han establecido grupos de trabajo para planificar una reapertura ahora que los casos pueden estar llegando a su pico. Otros estados, más lentos para bloquear sus economías, pueden estar atrasados.

El presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, dijo en una entrevista con Yahoo Finance que en todo el sur de Estados Unidos “hay una gran cantidad de variación en términos de cuán estrictos han sido los confinamientos”.

En general, la economía puede estar creciendo nuevamente a fines del verano boreal, pero “intento ver todos los mercados en mi distrito para entender mejor cómo va a ser esta trayectoria y si los picos llegarán antes para que podamos alcanzar el final de esto antes. Si eso se extiende en algunas partes tendremos que esperar más”, afirmó Bostic.

La Fed lanzó programas inéditos y de emergencia en las últimas semanas para mantener los tipos de interés bajos y el crédito fluyendo a prácticamente todas las partes de la economía, acordando financiar la compra de activos como bonos corporativos que tradicionalmente ha evitado, y asumir riesgos de crédito más directos con préstamos a empresas más pequeñas.

Pero es posible que el trabajo aún no esté completo: los funcionarios han dicho en los últimos días que estaban preparados para hacer más si otros mercados de préstamos financieros, comerciales o corporativos necesitan ayuda.

Pero el marco están en gran media ya establecido, y esta semana las autoridades de la Fed centraron su atención en cómo volver a poner en marcha una máquina 22 billones de dólares.

Aunque el período abril-junio verá una enorme desaceleración económica, el jefe de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo que Estados Unidos no puede pagar indefinidamente los 25.000 millones de dólares por día que estima que el confinamiento actual cuesta en términos de pérdida de producción.

Pero cualquier reapertura debe hacerse de manera segura, con un plan nacional de gestión de riesgos, dijo a la Cámara de Comercio de St. Louis en una discusión por webcast.

El reinicio no vendrá porque los políticos lo declaran, afirmó, sino que a medida que los hogares y las empresas encuentran formas de reanudar la vida diaria “sabiendo que esta enfermedad está ahí”. Las pruebas generalizadas u otras formas de mitigar el riesgo, incluso negocio por negocio o escuela por escuela, serían clave, dijo Bullard.

Mientras, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, aseguró que cualquier protocolo que se decida necesita resguardarse contra el resurgimiento del virus y la necesidad de recurrir nuevamente a un amplio distanciamiento social.

“Si intentamos reabrir las empresas demasiado pronto y luego tenemos otra ola (...) entonces será mucho más una recesión prolongada y podría ser muy costosa”, dijo. Si eso significa mantener la economía cerrada por más tiempo, comentó, entonces las autoridades del país deben preparar una red de seguridad aún más duradera.

Información de Howard Schneider, Editado en Español por Manuel Farías

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up