September 27, 2019 / 7:15 AM / 21 days ago

La guerra comercial y la débil demanda interna lastran los beneficios industriales en China

PEKÍN, 27 sep (Reuters) - Los beneficios de las empresas industriales chinas se contrajeron en agosto, invirtiendo la breve ganancia del mes anterior, ante el impacto en los resultados empresariales de la débil demanda interna y la guerra comercial con Estados Unidos.

Los beneficios industriales cayeron un 2% en agosto con respecto al año anterior, a 517.800 millones de yuanes (72.590 millones de dólares), según los datos publicados el viernes por la Oficina Nacional de Estadística (NBS, por sus siglas en inglés). El dato contrasta con una ganancia del 2,6% en julio.

Los beneficios se han ralentizado desde el segundo semestre de 2018, a pesar de algunos repuntes efímeros, y la caída de los precios de fábrica amenaza con afectar aún más a los beneficios a medida que el crecimiento económico se frena hasta un mínimo de casi 30 años.

Como resultado, se espera que los responsables económicos den a conocer más medidas de apoyo para impulsar una economía en desaceleración en un contexto de consumo lento, un aumento de la presión de las exportaciones y una demanda interna tambaleante.

“Dados los fuertes vientos en contra del crecimiento y las elevadas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, esperamos que la economía empeore antes de mejorar y creemos que Pekín probablemente aumente las medidas de estímulo económico”, dijeron los analistas de Nomura en una nota.

Los precios de producción, un barómetro clave de la demanda interna e indicativo de la rentabilidad, registraron su mayor caída en tres años el mes pasado.

En el período enero-agosto, las empresas industriales obtuvieron beneficios de 4,02 billones de yuanes, un 1,7% menos que en el mismo período del año anterior, lo mismo que en los primeros siete meses.

Analistas estiman que el crecimiento económico podría enfriarse aún más este trimestre, después de haber alcanzado su nivel más bajo de los últimos 30 años (6,2%) en abril-junio.

Pero los analistas dicen que Pekín tendrá que hacer más para evitar una desaceleración más pronunciada, aunque el margen para el estímulo es limitado, ya que los dirigentes del país están preocupados por el aumento de los riesgos de la deuda y las burbujas inmobiliarias.

Las industrias de procesamiento de combustible, fibras químicas y fabricación de papel registraron algunas de las caídas más pronunciadas de los beneficios durante el período enero-agosto.

Los márgenes de beneficio en la fabricación de automóviles y en los sectores de metales no ferrosos mejoraron ligeramente y se frenó el descenso de los beneficios en la fabricación de equipos electrónicos y de telecomunicaciones, que son más vulnerables a los aranceles de Estados Unidos que otras clases de productos.

La guerra comercial que empezó hace casi 15 meses entre las dos economías más grandes del mundo no ha dado señales de amainar. Se espera que los principales negociadores comerciales de Estados Unidos y China se reúnan en Washington en unas dos semanas para determinar si pueden trazar un camino de salida del entuerto comercial. (Información adicional de Roxanne Liu; editado por Sam Holmes; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdańsk)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below