August 16, 2018 / 7:13 AM / 2 months ago

Facebook dice que tardó demasiado en combatir el discurso de odio en Myanmar

RANGÚN, 16 ago (Reuters) - Facebook ha sido “demasiado lento” para hacer frente al discurso de odio en Myanmar y está actuando para remediar el problema contratando más personal de habla birmano e invirtiendo en tecnología para identificar contenidos problemáticos, dijo la compañía en un comunicado el jueves.

El reconocimiento se produjo un día después de que una investigación de Reuters mostrara por qué la compañía no ha podido detener una ola de publicaciones agresivas dirigidas contra la minoría rohingya.

Unos 700.000 rohingya huyeron de sus hogares el año pasado para buscar refugio en campos en Bangladesh en una ofensiva del ejército de Myanmar que Estados Unidos denunció como limpieza étnica.

“La violencia étnica en Myanmar es horrible y hemos sido demasiado lentos para evitar la desinformación y el discurso de odio en Facebook”, dijo la compañía estadounidense.

Reuters reveló que el gigante de las redes sociales dedicó durante años pocos recursos para combatir el discurso de odio en Myanmar, que es un mercado que domina y donde ha habido repetidas ataques de violencia étnica.

A principios de 2015 solo había dos personas que hablaran birmano capaces de controlar mensajes problemáticos en Facebook.

En el comunicado del jueves, Facebook dijo que estaba usando herramientas para detectar automáticamente mensajes de odio y contratando más hablantes de birmano para revisar publicaciones, dando seguimiento a una promesa hecha por el fundador Mark Zuckerberg ante senadores estadounidenses en abril.

La compañía dijo que tenía más de 60 expertos de lenguas de Myanmar en junio y planea tener al menos 100 para fin de año.

Reuters encontró más de 1.000 ejemplos de publicaciones, comentarios, imágenes y vídeos denigrando y atacando a los rohingya y otros musulmanes en Facebook la semana pasada.

Parte del material, que incluía imágenes pornográficas antimusulmanas, apareció en Facebook desde hace seis años.

Hay numerosos mensajes que llaman a los rohingya y otros musulmanes perros y violadores, e instan a que sean exterminados.

Actualmente, Facebook no tiene un solo empleado en Myanmar, sino que se basa en una operación secreta subcontratada en Kuala Lumpur, llamada Project Honey Badger, para monitorear el discurso de odio y otras publicaciones problemáticas, mostró la investigación de Reuters. (Traducido por la redacción de Reuters en Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below