May 26, 2018 / 10:23 AM / 24 days ago

Activistas presionan a las empresas con nueva legislación privacidad

FRÁNCFORT, 26 may (Reuters) - Las grandes empresas están acostumbradas a cosechar grandes cantidades de datos de los clientes para descubrir qué los motiva. Ahora, con la entrada en vigor de la nueva ley de protección de datos de Europa esta semana, los activistas buscan cambiar las tornas.

En lo que se ve como una prueba, los activistas por la libertad de información están solicitando una gran cantidad de datos de la agencia alemana de créditos personales SCHUFA en un intento por encontrar el algoritmo secreto que utiliza para decidir quién supone un grave riesgo.

Sin bien las leyes en Alemania y otros de países europeos ya permitían a los individuos conocer qué datos guardaban las empresas sobre ellos, el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR) que entró en vigor el 25 de mayo añade más elementos.

La ley exige que las empresas que operan dentro de los 28 países miembros de la UE que proporcionen los datos personales de forma comprensible y gratuita, multando con hasta el 4 por ciento del volumen de negocios anual de una empresa si no cumple.

La campaña OpenSCHUFA www.openschufa.de dirigida por Open Knowledge Foundation okfn.de y Algorithm Watch algorithmwatch.org/en ha reclutado a más de 20.000 voluntarios para preguntar a SCHUFA por sus datos personales. Un equipo de científicos de datos planea realizar un estudio de los resultados y publicar sus primeros hallazgos el próximo mes.

“Al involucrar a miles de personas, ya es un éxito”, dijo el activista de la libertad de información Arne Semsrott, de 30 años, que trabaja para la Open Knowledge Foundation en Berlín.

Fundada hace 91 años, SCHUFA (Schutzgemeinschaft fuer allgemeine Kreditsicherung) es una empresa privada que tiene información sobre aproximadamente 70 millones de personas en Alemania y es el principal proveedor de calificaciones crediticias para individuos que, por ejemplo, desean un préstamo, alquilar un departamento o firmar un contrato telefónico.

SCHUFA calificó la campaña como “engañosa” y dijo que ha divulgado sus métodos de calificación crediticia a las autoridades financieras y de protección de datos de Alemania. Cualquiera que trate de exponer la fórmula que usa estaría entrando en el juego de los estafadores, dijo.

RIESGOS DE PRIVACIDAD

Semsrott sospecha que el modelo utilizado por SCHUFA puede ser discriminatorio y espera que el proyecto pueda mostrar a las personas si es o no justo, y también si las calificaciones se basan en errores en los antecedentes personales de crédito.

A los voluntarios que participan en OpenSCHUFA se les pide que compartan información personal con la campaña, como edad, sexo, país de nacimiento, ingresos, código postal, número de hijos y parte de su historial de crédito, para ayudar a los científicos de datos a analizar mejor cómo funciona el modelo de SCHUFA.

Los participantes pueden proporcionar tanta información como deseen, y no tienen que proporcionar por qué sus nombres o direcciones.

La autoridad de protección de datos en el estado alemán de Hesse, que supervisa SCHUFA, aconseja expresamente a las personas que no participen porque, como lo ven, en realidad estarían tomando riesgos con su propia privacidad al hacerlo.

“Cualquier persona que voluntariamente haga uso de dicha plataforma debe ser consciente de los riesgos que están tomando”, dijo la autoridad.

El GDPR es la mayor es la mayor revisión de la legislación de la privacidad de datos en más de 20 años y tiene como objetivo restablecer el equilibrio entre las empresas y las personas en la era de Internet.

Semsrott ve potencial para que OpenSCHUFA sea “ampliada o asumida por otros”, de modo que sus métodos puedan ser utilizados con otras empresas ahora que la mismas leyes de privacidad se van a aplicar para toda la Unión Europea.

(Para ver un gráfico sobre cómo funciona la nueva legislación de privacidad de la UE, haga clic en: tmsnrt.rs/2DhT0XL)

Información adicional Julia Fioretti en Brussels; traducido por Irene Powers en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below