May 15, 2018 / 1:28 PM / 3 months ago

ANÁLISIS-Grietas en reactor nuclear británico hacen saltar alarmas del sistema eléctrico

Por Nina Chestney y Susanna Twidale

15 may - Las grietas en el núcleo de un reactor nuclear escocés podrían indicar que la mayoría de las envejecidas centrales nucleares e Reino Unido podrían no ser capaces de abastecer al país con la electricidad que tanto necesita durante el tiempo que estaba previsto.

Los reactores nucleares generan algo más del 20 por ciento de la electricidad británica e incluso antes de que EDF Energy dijera la semana pasada que tendría que cerrar uno de los dos reactores de la central Hunterston B, la desconexión de casi la mitad de esa capacidad estaba programada para 2025.

“Estos reactores tienen más de 40 años. Es un defecto genérico que no se puede reparar, por lo que no me sorprendería que las plantas más antiguas tuvieran que cerrar en los próximos años”, dijo John Large, un consultor de ingeniería nuclear independiente.

La generación de electricidad de Reino Unido está bajo escrutinio por el plan para cerrar las centrales térmicas de carbón en 2025 y unas condiciones económicas inadecuadas para invertir en nuevas plantas de gas.

También hay dudas sobre el calendario de Hinkley Point C, la central nuclear que está desarrollando la francesa EDF cuya puesta en marcha está prevista para finales de 2025, y del proyecto Sizewell C, que ni siquiera ha empezado a contruirse.

EDF dijo que el cierre de Hunterston B fue causado por nuevas grietas que se desarrollaron más rápido de lo esperado en bloques de grafito del núcleo de un reactor. Estos bloques se emplean en los 14 reactores nucleares avanzados refrigerados por gas (AGR por sus siglas inglesas) que hay en Reino Unido y que generan energía en siete de las ocho centrales nucleares del país.

“Creemos que la mayoría de los AGR tendrán su vida limitada por la progresión de las grietas”, dice en su sitio web la Oficina de Regulación Nuclear (ONR) de Reino Unido, que añade que esto presenta “desafíos únicos”.

Los bloques no pueden ser reparados o sustituidos y EDF asegura que colaborará con la ONR para demostrar que no haya peligro en el caso de un terremoto u otro tipo de alteración.

“La seguridad a largo plazo se basará en el trabajo ya completado y EDF Energy espera que esto demostrará que los márgenes de seguridad son grandes tanto ahora como durante la vida útil prevista para el reactor”, dijo EDF Energy.

UNAS GRIETAS QUE CAUSAN PREOCUPACIÓN

EDF no ha variado su proyección para la vida útil de Hunterston B, cuyo desmantelamiento está previsto en 2023, aunque prevé que el reactor estará parado hasta mediados de noviembre.

Pero expertos como Large, cuya consultora Large and Associates ha trabajado para la Autoridad de Energía Atómica británica y el grupo ecologista Greenpeace, dicen que este plan es demasiado optimista.

Los bloques de grafito forman canales que contienen combustible nuclear y las barras de control del reactor, al tiempo que permiten que el refrigerante de dióxido de carbono elimine el calor del combustible y el núcleo del reactor. Estos se agrietan con la edad, pero no pueden ser reemplazados debido a su ubicación.

La ONR dice que las propiedades de los bloques cambian con el tiempo por la interación entre la reacción y el refrigerante del reactor.

En cada núcleo de reactor hay unos 3.000 bloques de grafito envainados en acero y alojados en una vasija de presión de hormigón con más de tres metros de grosor.

Las barras de control se insertan a través de los canales del núcleo para controlar la reacción y también se usan para sellar el reactor.

El agrietamiento encontrado en Hunterston B está causado por la tensión en el grafito de la superficie exterior de los bloques debido a cambios en su tensión interna. Esto puede causar de manera progresiva grietas en numerosos bloques del núcleo.

John Loughhead, asesor científico jefe del Departamento de Industria, Energía y Estrategia Industrial de Reino Unido dijo que estos reactores están en las últimas etapas de su vida, pero que “era demasiado pronto para preocuparse de que esto sea el principio del fin”.

Hunterston B y Hinkley Point B son las centrales nucleares británicas más viejas y ambas datan de 1976.

Uno de los dos reactores de Hinkley Point B está también fuera de servicio por una parada programada en la que también se realizan inspecciones rutinarias del grafito.

EDF Energy dijo que la parada del reactor de Hunterston B resultaría en la pérdida de 3 terawatios hora de su producción anual, lo que en base a los precios actuales en Reino Unido supondría una pérdida de unos 120 millones de libras.

La empresa también dice que ha invertido más de 100 millones de libras en análisis del grafito en los últimos cinco años.

“Lo que determinará el cierre (definitivo de estos reactores) será el coste de garantizar la seguridad. Es posible argumentar la seguridad de un gran número de bloques agrietados, pero lleva tiempo y dinero”, dijo Barry Marsden, profesor de tecnología de grafito nuclear de la Universidad de Manchester.

traducción de Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below