November 6, 2017 / 3:28 PM / a year ago

La brasileña Oi pagará un alto peaje a sus bonistas a cambio de inyectar capital

Por Gram Slattery y Tatiana Bautzer

SAO PAULO, 6 nov (Reuters) - El operador telefónico brasileño Oi SA anunció el lunes su última propuesta de reestructuración de deuda, que incluye una disposición que exige que la compañía pague unas altas comisiones anuales a sus bonistas a cambio de que estos inyecten capital en la endeudada compañía.

En una presentación al regulador Oi dijo que su plan implicaría una ampliación de capital de al menos 7.100 millones de reales (2.160 millones de dólares), de los cuales 3.500 millones vendrían de una inyección de efectivo y 3.600 millones de un canje de deuda por capital.

Los tenedores de bonos que inyectan capital en la compañía recibirían una comisión inicial del 6 por ciento sobre su contribución más honorarios anuales del 8 por ciento.

En el caso de que Oi infrinja algunas de las condiciones, las comisiones serían de entre el 10 y el 13 por ciento.

Oi explicó que la nueva propuesta se presentaría en breve ante el tribunal de Río de Janeiro que supervisa el mayor procedimiento de bancarrota de Latinoamérica, con el objetivo de reestructurar deuda por 65.000 millones de reales (unos 20.000 millones de dólares).

Las negociaciones en torno a Oi han dado varios giros dramáticos justo días antes de una asamblea clave que se celebrará el 10 de noviembre y en la que los acreedores votarán sobre un plan de la compañía para sacar a la empresa del concurso de acreedores.

La compañía, la única compañía de telefonía fija en un tercio de los 5.500 municipios de Brasil, se declaró en bancarrota en julio de 2016.

Por un lado, la compañía, dirigida por el influyente accionista Nelson Tanure, ha estado negociando con varias empresas especializadas en invertir en deuda de compañías con problemas y en situaciones especiales para impulsar un plan que implicaría una gran quita para muchos tenedores de bonos.

En el lado opuesto hay una serie de bonistas de Oi, agrupados en el Comité Internacional de Tenedores de Bonos, y un grupo de agencias de crédito a la exportación, que tienen alrededor de 23.000 millones de reales en deuda.

El viernes, el consejo de Oi, sobre el cual Tanure tiene influencia, nombró a dos nuevos miembros, asegurando que el plan de la compañía se presentará formalmente a los acreedores pese a la oposición interna.

En la presentación del lunes, Oi contaba con la aprobación de algunas entidades como Bank of America Merrill Lynch, la unidad de banca de inversión de Bank of America, Goldman Sachs & Co, Morgan Stanley e inversores en activos en dificultades y situaciones especiales como Aurelius Capital Management, Citadel Investment Group LLC, Solus Alternative Asset Management, KKR y Silver Point.

No estaba claro de inmediato qué fondos participarían en la inyección de capital. Muchos tienen participaciones significativas tanto en el activo como en la deuda de Oi.

Reuters informó el 1 de noviembre de que el inversor minoritario Nelson Tanure, aliado con el accionista de control Pharol SGPS SA, contaba con un nuevo grupo de bonistas conocido como G6 para obtener apoyo para una nueva propuesta de reestructuración.

Las acciones preferentes en Oi cayeron un 4,1 por ciento a 4,24 reales en las operaciones del mediodía. Las acciones comunes cayeron un 2,6 por ciento a 5,15 reales. (Información de Ana Mano; editado por Robin Pomeroy y Bernadette Baum, traducido por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below