March 9, 2017 / 11:51 AM / 10 months ago

ACTUALIZA 1-Shell vende activos en Canadá; liga incentivos a reducción de emisiones

(Añade detalles, antecedentes)

LONDRES, 9 mar (Reuters) - Royal Dutch Shell alcanzó un acuerdo el jueves para vender la mayor parte de sus activos canadienses de arenas bituminosas por 8.500 millones de dólares, convirtiéndose en la última petrolera internacional en salir de unos costosos proyectos que además generan más CO2.

Shell está intentando vender activos por un total de 30.000 millones de dólares para reducir su deuda tras la adquisición de BG Group por 54.000 millones de dólares, y está bajo la presión de los inversores para mitigar los riesgos del cambio climático.

Además de anunciar la desinversión en Canadá, Shell dijo el jueves que el diez por ciento de los incentivos salariales de su directivos estará ahora vinculado a la forma en que gestiona las emisiones de gases con efecto invernadero en el refino, la química y el “upstream” (exploración y producción).

Los analistas aplaudieron el acuerdo, que contempla la venta de los intereses de Shell en arenas bituminosas canadienses existentes y no desarrolladas a Canadian Natural y una reducción de su parte en el proyecto Athabasca (AOSP) del 60 al 10 por ciento.

“Esta desinversión significativa debería ayudar a desapalancar el balance de Shell en 2017 y ayudar a eliminar las preocupaciones sobre el dividendo”, dijo Biraj Borkhataria de RBC Capital Markets.

Shell también está comprando la mitad de Marathon Oil Canada Corporation, lo que lleva el valor del acuerdo a los 7.250 millones de dólares y el total desinvertido a unos 20.000 millones de dólares, mientras sigue con sus planes para vender activos por 30.000 millones hasta finales de 2018.

Otras petroleras como Exxon Mobil, Conoco Phillips y Statoil han vendido o ajustado a la baja el valor de sus activos canadienses en arenas bituminosas.

Shell dijo que continuaría como operador en los proyectos AOSP Scotford y Quest, este último de captura y almacenamiento de dióxido de carbono.

Las acciones de Shell caían un 3,3 por ciento a las 1130 GMT, en línea con el índice sectorial por una nueva caída en el precio del petróleo.

En su programa de incentivos para directivos, la compañía también está sustituyendo los beneficios por acción por los flujos de caja, argumentando que las desinversiones la habían convertido en una métrica más importante.

En su informe anual, Shell dijo que el salario de su consejero delegado, Ben van Beurden, subió un 60 por ciento a 8,263 millones de euros en 2016, el año en que sacó adelante la compra de BG. (Editado por Jason Neely y Alexander Smith, traducción de Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below