20 de abril de 2016 / 15:42 / en 2 años

Telefónica tiene alternativas a la venta de O2 si falla la opción Hutchison

* Hutchison no dará más concesiones, amenaza con tribunales

* Dudas sobre venta O2 obligan a Telefónica a buscar alternativas

* Emitir deuda híbrida o vender de activos, entre las opciones

* Cancelar dividendo no es una opción, ahorro vendrá con scrip

Por Andrés González y Pamela Barbaglia y Julien Toyer

MADRID, 20 abr (Reuters) - La multinacional Telefónica está buscando alternativas para minimizar el impacto que sobre su rating y compromisos de deuda podría tener un eventual rechazo regulatorio a la venta de su filial británica O2.

Según diversas fuentes, la española cuenta con armas para no tener que precipitarse y, gracias a la positiva aportación operativa de la británica, puede aguantar hasta 2017 sin necesidad de plantear una nueva venta en un escenario de estrés.

Mientras crecen las especulaciones a un veto regulatorio, Hutchison, que lleva más de un año esperando para formalizar la compra de O2, ya ha decidido que no ofrecerá más concesiones para lograr el visto bueno comunitario, dijeron dos fuentes conocedoras del proceso.

Además, se plantea recurrir el previsible veto en los tribunales dilatando aun más el proceso, según las mismas fuentes.

Telefónica ya ha preparado un plan de contingencia, dijo una fuente con conocimiento directo del asunto, que añadió que el grupo evalúa diferentes opciones para evitar una venta de O2 a precios de derribo y excluyendo tajantemente una cancelación del dividendo comprometido por el flamante presidente.

Telefónica y Hutchison no hicieron comentarios a la información.

Gestionando el balance con diversas alternativas operativas, Telefónica tendrá hasta 2017, según diversos analistas para decidir qué opción elegir para O2, un activo que difícilmente se mantendrá sin cambios en un mercado de operadores integrados con infraestructuras de red fija y móvil.

En este universo de alta convergencia, O2 sólo cuenta con infraestructura móvil y Telefónica asume el reto de no malvender el negocio y al mismo tiempo monetizar su posición con alternativas.

Entre las posibles opciones, la fuente con conocimiento directo del asunto no descartó posibles fusiones naturales - incluso sin recurso financiero utilizando intercambio de acciones - con otros grupos con red en Reino Unido como Talk Talk, Liberty Global o Sky.

“Telefónica podría acabar vendiendo, pero es probable que Álvarez-Pallete (el presidente del grupo) se tome su tiempo antes de hacer un movimiento y querrá analizar otras opciones, incluida una fusión”, dijo la fuente.

O2 TAMBIÉN SUMA

Aunque dejará de ingresar unos 14.000 millones de euros si finalmente se prohíbe la venta de su filial británica, el oibda que aporta al mantenerse en balance tendrá un impacto positivo en los niveles de deuda de unos 4.000 millones de euros si se toma como referencia el objetivo de 2,35 veces oibda comprometido para final de año.

La operadora cuenta adicionalmente con una aportación anual de unos 500 millones de euros por el flujo de caja libre generado por O2 y podrá ahorrar más de 3.000 millones de euros hasta 2017 si opta por pagar su dividendo en acciones y no en efectivo como había comprometido si se cerraba la venta de O2.

La prevista venta de la filial de infraestructuras Telxius, podría aportar, según analistas unos 2.000 millones de euros a los que se podrían sumar otros 1.000 millones de euros con la venta de participaciones líquidas como las de BBVA o China Unicom.

“Calculamos que, hasta 2017, la compañía podría cubrir alrededor del 60 por ciento de su necesidad de desapalancamiento en el caso de que se bloquee la venta de Telefónica UK (O2)”, dijo UBS en una nota a clientes.

El PRIMER RETO DE PALLETE COMO PRESIDENTE

Para lograr la inyección de fondos que necesita, la opción más rápida para el operador sería acudir al mercado, bien sea mediante una ampliación de capital o bien mediante una emisión de bonos híbridos o convertibles, apuntan analistas.

Pero pedir a los accionistas que aporten nuevos fondos sería un mal estreno para el nuevo presidente de la operadora que tomó las riendas hace menos de un mes.

“No podemos descartar el riesgo de que se cubra la diferencia mediante instrumentos financieros que implicarían dilución para los accionistas”, dijo UBS en una nota en la que destaca que el grupo elegirá antes otras opciones como intentar vender O2 a otro postor.

Telefónica está financiada hasta 2017 y tiene un rating tres escalones por encima del bono basura para Fitch y dos para Moody’s y S&P, este último incluso con perspectiva positiva, lo que permitiría incluso asumir una rebaja del rating.

El propio Moody’s ha señalado recientemente que el grupo tiene margen para emitir más deuda híbrida. (Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below