13 de julio de 2015 / 16:28 / en 2 años

El Eurogrupo debatirá la financiación hasta que se concrete el tercer rescate griego

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 13 jul (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la zona euro debatirán el lunes cómo mantener financiada a Grecia durante el tiempo que se necesita para acordar un tercer rescate, aunque ninguna de las opciones en consideración parece sencilla, dijeron varios altos cargos.

“El gran problema de hoy va a ser la financiación puente y creo que esas negociaciones serán muy difíciles porque no veo que muchos países tengan la voluntad de dar dinero sin ninguna condición”, dijo el ministro de Finanzas finlandés, Alexander Stubb.

Grecia espera iniciar las negociaciones de un rescate de hasta 86.000 millones de euros hacia el final de la semana, después de que su Parlamento apruebe el miércoles un proyecto de ley para demostrar que el país está listo para aplicar las reformas que le exigen los acreedores internacionales.

Pero las negociaciones sobre el rescate serán arduas y probablemente demorarán semanas, o incluso meses.

No obstante, ya el próximo lunes Atenas necesitará 3.500 millones de euros para cumplir con vencimientos de bonos en manos del Banco Central Europeo (BCE). Y también debe pagar sus obligaciones incumplidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de finales de junio y del lunes.

En total, Grecia necesitará en julio 7.000 millones de euros según estimaciones de las instituciones que representan a sus acreedores. Y para mediados de agosto requerirá unos 5.000 millones de euros más para cubrir vencimientos de deuda.

Una opción es liberar a Atenas beneficios del SMP -programa de mercados de valores-, que el BCE y los bancos centrales nacionales de la zona euro obtuvieron de la compra de bonos griegos durante la crisis de deuda soberana.

Eso totalizaría 1.900 millones de dólares de 2014 y 1.400 millones de 2015, pero no sería suficiente para cubrir los requerimientos de financiación.

Una segunda alternativa es usar dinero que todavía queda en el denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE), que consiste en un fondo de rescate creado en 2010 y que fue usado para ayudar a Irlanda y Portugal.

El MEDE aún cuenta con 13.200 millones de euros, pero como los bonos emitidos por la Comisión Europea para llegar a esa suma estarían respaldados por el presupuesto de la Unión Europea, el dinero sólo puede usarse con el consentimiento de los 28 estados miembros, no de los 19 países de la zona euro.

Reino Unido ya se ha negado en 2011 a que se use el MEDE para rescatar a Grecia por segunda vez y probablemente vuelva a rechazar esa propuesta.

Otra opción en consideración son préstamos bilaterales a Grecia desde otros países de la zona euro, algo similar a lo que sucedió en el primer rescate griego organizado en 2010, cuando todavía no existía ninguno de los fondos comunes de rescate.

Esos préstamos bilaterales podrían luego ser compensados o deducidos de alguna manera del rescate financiero total.

Finalmente, el BCE podría subir el techo de la cantidad de cuentas griegas que acepta como garantías en sus operaciones de refinanciación con los bancos locales, lo que habilitaría a las entidades de Atenas a comparar más deuda de corto plazo al Gobierno. (Reporte adicional de Philip Blenkinsop; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below