13 de julio de 2015 / 9:24 / hace 2 años

ACTUALIZA 2-Eurozona rubrica acuerdo con Grecia tras negociar duramente toda la noche

* Grecia abrirá negociación para un tercer rescate por 86.000 mlns

* Merkel lo recomendará al Bundestag cuando Grecia apruebe leyes

* Juncker y Merkel niegan humillación a Tsipras

* El primer ministro griego afronta la oposición de su partido (Actualiza información)

Por Paul Taylor y Renee Maltezou

BRUSELAS, 13 jul (Reuters) - Los líderes de la zona euro lograron el lunes un acuerdo con Grecia para negociar un tercer plan de rescate que mantenga al país casi en quiebra dentro de la zona euro, después de una cumbre de emergencia que se prolongó durante toda la noche.

Sin embargo, las condiciones impuestas por los acreedores internacionales liderados por Alemania pueden poner más presión sobre el primer ministro de izquierdas Alexis Tsipras, fracturar su gobierno y provocar protestas en Grecia.

Si la cumbre hubiese fracasado, Grecia se habría encontrado al borde de un abismo económico, con sus bancos cerrados al borde del colapso y ante la perspectiva de tener que imprimir una moneda paralela y, con el tiempo, salir de la unión monetaria europea.

“El acuerdo fue laborioso, pero se consiguió. No hay Grexit”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, después de 17 horas de negociación.

Este rechazó las sugerencias de que Tsipras había sido humillado al aceptar unas condiciones de amplio alcance y de inspiración alemana que siempre había prometido resistir.

“En este compromiso, no hay ganadores ni perdedores”, dijo Juncker. “No creo que el pueblo griego haya sido humillado, ni que los otros europeos hayan perdido el respeto. Se trata de un arreglo típico de Europa”.

El propio Tsipras, elegido hace cinco meses para terminar con cinco años de asfixiante austeridad, insistió en que él y su equipo “libraron una dura batalla”, pero tuvo que tomar decisiones difíciles.

Así, consiguió un acuerdo condicional para recibir posiblemente 86.000 millones de euros en tres años, junto con la garantía de que los ministros de Finanzas de la zona euro podrían comenzar en cuestión de horas a debatir una financiación puente para Grecia hasta que esté listo el rescate, que necesitará aprobaciones parlamentarias.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que podría recomendar “con plena confianza” que el Bundestag autorizase el comienzo de las negociaciones para conceder el préstamo a Atenas una vez que el Parlamento griego apruebe el programa entero y promulgue las primeras leyes.

Preguntada sobre si las duras condiciones impuestas a una desesperada Grecia no fueron similares al tratado de Versalles de 1919 que obligó a demoledoras reparaciones a una Alemania derrotada tras la Primera Guerra Mundial, Merkel dijo: “No voy a participar en comparaciones históricas, sobre todo cuando no las hice yo”.

COMPROMISO

Responsables oficiales de la UE dijeron que Tsipras había aceptado finalmente las demandas propuestas por Alemania para la toma de activos estatales griegos por 50.000 millones de euros - incluyendo bancos recapitalizados - en un fondo al que no tiene acceso el Gobierno, que será vendido para saldar la deuda. En un gesto hacia Grecia, unos 12.500 millones de euros irían a inversiones en Grecia, dijo Merkel.

El líder griego tuvo que ceder en su resistencia al papel del Fondo Monetario Internacional en un rescate por 86.000 millones de euros, que Merkel ha declarado esencial para obtener el respaldo parlamentario de Berlín.

En una muestra de lo difícil que puede ser para Tsipras convencer a su propio partido, Syriza, para que acepte el acuerdo, el ministro de Trabajo, Panos Skourletis, dijo que los términos eran inviables y llevarían a nuevas elecciones este año.

A medida que transcurrían las horas, la mayoría de los líderes se vieron forzados a aguantar jugando a videojuegos o echándose la siesta en sus oficinas de la delegación mientras Tusk y los líderes de Alemania, Francia y Grecia se reunían varias veces en privado para intentar cerrar el acuerdo.

Tsipras tendrá que apresurarse para aprobar legislación en el Parlamento esta semana, de cara a convencer a sus 18 socios para que liberen fondos puente que impidan la bancarrota estatal y comenzar negociaciones sobre un préstamo a tres años.

Seis medidas generales que incluyen recortes de gasto, subidas de impuestos y reformas de pensiones deben ser promulgadas antes del miércoles por la noche y el paquete al completo aprobado en el Parlamento antes de iniciarse las conversaciones, según decidieron los líderes.

En prácticamente la única concesión tras imponer una serie de duros términos a Tsipras, Alemania retiró la propuesta para hacer que Grecia abandonara temporalmente la eurozona, que muchos veía como una expulsión forzada si no cumplía con las condiciones.

Tsipras había dicho a su llegada a Bruselas el domingo que quería “otro compromiso honesto” para mantener a Europa unida. En su lugar, fue sometido a 17 horas de intimidación por parte de dirigentes furiosos porque hubiera desdeñado su oferta anterior con términos más favorables y convocara un referéndum la semana pasada para rechazarlo.

Sólo Francia e Italia trabajaron para intentar suavizar los términos impuestos a Grecia. Un alto cargo de la UE calculó el coste de las últimas dos semanas para Grecia en entre 25.000 y 30.000 millones de euros. (Información de Robert-Jan Bartunek, Philip Blenkinsop, Julia Fioretti, Francesco Guarascio, Alastair Macdonald, Alex Saeedy, Paul Taylor, Robin Emmott, traducción de Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below