2 de abril de 2014 / 13:13 / hace 4 años

El Gobierno alemán acuerda un salario mínimo a partir de 2015

BERLÍN, 2 abr (Reuters) - El Gobierno alemán acordó el miércoles un salario mínimo de 8,50 euros por hora, un proyecto estrella de los socialdemócratas del SPD que comparten el poder con los conservadores de Angela Merkel.

El salario mínimo entrará en vigor en la primera economía de Europa a partir de 2015, pero no cubrirá a menores, becarios y algunas prácticas. Algunos empleadores pueden seguir pagando a sus empleados menos hasta finales de 2016 si están cubiertos por determinados acuerdos colectivos.

Las empresas también podrán pagar menos a los desempleados de larga duración que el salario mínimo durante los primeros seis meses de un nuevo empleo.

“El salario mínimo va a llegar”, dijo la ministra de Empleo, del SPD, Andrea Nahles, en una conferencia de prensa en Berlín.

“Son, sobre todo, buenas noticias para la gente que trabaja duro pero que obtiene salarios tan bajos que no pueden vivir de ellos, así que espero que este paquete de salarios cree más justicia salarial y eso es bueno para la cohesión en Alemania”, dijo.

La ministra ha dicho a los empresarios de sectores donde el trabajo estacional es habitual, como la agricultura, los hoteles y restaurantes, que ofrecería apoyo para ayudarles a ajustar el salario mínimo.

La Cámara Baja alemana o Bundestag debatirá la ley en junio, antes de aprobarla en julio. Está previsto que la Cámara Alta le dé luz verde después del verano.

Los empresarios dicen que el plan costará empleos e introducirá demasiada regulación.

Pero Nahles dijo: “No esperamos efectos, positivos ni negativos, sobre el empleo por el momento”, apuntando a la experiencia previa de 13 salarios mínimos sectoriales en el país y las de otros estados.

Entre los 28 miembros de la UE, 21 tienen salarios mínimos. Aquellos países de la UE sin salarios mínimos tienden a tener menores sectores de salarios bajos que Alemania y una mayor proporción de sus trabajadores está cubierta por convenios colectivos entre sindicatos y empleados.

Peter Weiss, jefe de empleo en la conservadora CDU de Merkel, aplaudió la decisión.

“Con el salario mínimo general estamos dando un paso contra los salarios injustos”, dijo.

Pero Frank Bsirske, jefe del sindicato Verdi, dijo que excluir a los parados de larga duración era discriminatorio. La organización alemana para el bienestar Paritaetische Wohlfahrtsverband dijo que marcaba el inicio de un “mercado laboral de dos velocidades”.

Algo más de un 10 por ciento de los trabajadores de Alemania occidental gana menos de los 8,5 euros a la hora propuestos, frente a un cuarto de los trabajadores en el este del país, según datos del instituto IWH. (Información de Holger Hansen. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below