19 de enero de 2014 / 15:43 / en 4 años

Berlusconi y líder de centroizquierda de Italia buscan reforma sistema electoral

* Acuerdo cambiaría sistema electoral de Italia, fuente de inestabilidad

* Berlusconi ha mantenido perfil relativamente bajo desde expulsión Senado

* Acuerdo necesitaría proceso aprobación parlamentaria

Por Philip Pullella

ROMA, 19 ene (Reuters) - Silvio Berlusconi ha regresado a la escena política tras una condena por fraude fiscal, llegando a acuerdo con el líder del mayor partido de centroizquierda sobre una reforma electoral que le podría dar a la Italia la estabilidad que tanto necesita.

Pero el acuerdo de la noche del sábado entre Berlusconi - aún jefe del partido de centroderecha Forza Italia que fundó - y el jefe del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, ha dividido a la coalición de Gobierno.

Los partidos menores de la coalición del primer ministro Enrico Letta, también del PD, están furiosos con tal acuerdo porque dicen que bajo un nuevo sistema electoral ellos podrían extinguirse.

El ala izquierda del PD ha acusado a Renzi de facilitar la rehabilitación de un criminal condenado por fraude fiscal y por pagar para mantener relaciones sexuales con una menor y abuso de funciones. Berlusconi ha apelado la condena por esta última acusación y niega los cargos de fraude.

Con la carga de deuda más alta dentro de la zona euro después de Grecia, Italia -atrapada en su recesión más prolongada de la posguerra- está siendo vigilada de cerca por los mercados financieros y por sus socios europeos por ser un punto de inestabilidad dentro del bloque.

Los políticos italianos están haciendo un nuevo intento por reformar el sistema electoral, con la esperanza de tener Gobiernos más firmes y duraderos.

En la elección del año pasado, ninguno de los partidos obtuvo votos suficientes para gobernar por sí solo, lo que llevó al país a un punto muerto político antes de la creación de un Gobierno de coalición de base amplia que vive constantes peleas y discusiones para lograr reformas.

Renzi, también alcalde de Florencia, se reunió con Berlusconi en la sede del PD en Roma.

GOBERNABILIDAD

Renzi y Berlusconi quieren un sistema que se base en la representación proporcional, con un número grande de distritos electorales que elijan cada uno cuatro o cinco representantes y un bono para el ganador de 15 a 20 por ciento de los escaños.

Según ese sistema, los partidos que obtengan menos de un cinco por ciento de los votos no entrarían en el Parlamento.

Tras la reunión, Renzi dijo que él y Berlusconi estaban “en sintonía”, que concordaban en la necesidad de una ley electoral que “favorezca la gobernabilidad y un sistema bipolar, y que elimine el poder de chantaje de los partidos menores”.

Por su parte, Berlusconi dijo que el acuerdo “consolidaría a los partidos más grandes y simplificaría el sistema político”.

El primer ministro Letta estimó que el acuerdo estaba “marchando en la dirección correcta” hacia la reforma electoral. Tal proceso implicaría un período largo para su aprobación, y también reformas constitucionales.

Tanto Berlusconi como Renzi quieren reformas en el Senado para que no sólo duplique el trabajo de la cámara baja, y también cambios en la estructura de Gobierno de las regiones y provincias de Italia.

Los partidos menores que respaldan la coalición de Letta -incluyendo a la Nueva Centroderecha (NCD) del viceprimer ministro Angelino Alfano, y Elección Cívica (SC), del ex primer ministro Mario Monti- han amenazado con desbaratar la administración a menos que tengan voz. (Traducido por Janisse Huambachano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below