12 de noviembre de 2013 / 8:46 / hace 4 años

El destructivo tifón de Filipinas pone la atención sobre el clima

Por Aubrey Belford y Karen Lema

MANILA, 12 nov (Reuters) - Belle Segayo había ido al centro de Filipinas para enseñar a las autoridades locales cómo adaptarse a un futuro alterado por el cambio climático.

Pero en cambio, el futuro, o al menos un preaviso sobre el mismo, llegó a ella en forma del tifón Haiyan, subrayando la preocupación porque las tormentas de gran potencia puedan suponer una amenaza creciente para países costeros como Filipinas, a medida que los océanos se calientan y el nivel del mar sube.

Los científicos han advertido en contra de atribuir tormentas individuales como Haiyan al cambio climático, pero están de acuerdo con que es más probable que sean más intensas.

“Es prácticamente imposible atribuir un fenómeno extremo especifico al cambio climático”, dijo Kevin Walsh, profesor asociado de ciencias de la tierra en la Universidad de Melbourne.

Pero “se ha hecho una cantidad razonable de trabajo que sugiere que la probabilidad de ciclones tropicales extremos como Haiyan probablemente aumentará en todo el mundo”.

A medida que Haiyan se acercaba, Segayo, integrante de la Comisión sobre el Cambio Climático de Filipinas, corrió al aeropuerto de Tacloban para intentar volver a Manila. La tormenta, con vientos de 314 kph - los más rápidos registrados en la historia en haber tocado tierra -, la encontró allí.

“Sonaba como un cerdo siendo sacrificado”, dijo Segayo, refiriéndose al ruido de la ciudad al ser destrozada e inundada con el muro de agua que venía del mar. “Experimentamos de primera mano aquello sobre lo que dábamos conferencias”.

La tormenta monstruo que ha matado a unas 10.000 personas solo en Tacloban ha vuelto a poner la atención sobre el cambio climático, mientras en Varsovia gobiernos de todo el mundo se reúnen en una conferencia de la ONU para la última ronda de negociaciones con el objetivo de alcanzar un pacto mundial sobre el clima, en la que se esperan progresos menores.

Las grandes tormentas tropicales - llamadas ciclones, huracanes y tifones, según en qué zona del mundo actúen - suponen un acertijo difícil de resolver para los científicos del clima. El Panel Intergubernmental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC, por sus siglas en inglés ) dice que es “más probable que no” que las tormentas aumentarán en intensidad en el próximo siglo.

CAMBIO EN LA LOCALIZACIÓN

Un área sobre el que hay mayor incertidumbre es el aumento en el nivel del mar, lo que supone que crecidas del mar como la inundación similar a un tsunami que causó gran parte de la devastación en la ciudad filipina de Tacloban empeorará, según Will Steffen, director ejecutivo del Instituto para el Cambio Climático de la Universidad Nacional australiana.

El IPCC calcula que en el próximo siglo el agua del mar podría subir entre 26 y 62 cm.

“Así que podemos esperar que futuras tormentas como Haiyan sean incluso más destructivas”, dijo Jeff Masters, director de meteorología de la web Weather Underground.

Filipinas tiene un largo historial de verse azotada por tifones mortales, aunque ninguno tan mortal como Haiyan, que han barrido áreas como las islas de Leyte, Samar y Cebú. Unos 20 tifones llegan al archipiélago cada año, la mayoría en el norte a lo largo de la isla principal, Luzón.

La preocupación sobre un clima extremo se ha visto exacerbada por un aparente cambio en la localización de esas tormentas, que en los últimos dos años han llegado también a zonas del sur que casi nunca se habían visto golpeadas.

Bopha, un tifón de categoría 5 con vientos máximos de 280 kph, barrió Davao Oriental en diciembre del año pasado, la primera tormenta en llegar a esa provincia, matando a unas 600 personas y dejando a miles sin hogar en la región de Mindanao, en el sur .

“Antes, casi nunca llegaban a Cebú, y desde luego no Davao. Ahora están llegando a esa zona”, dijo José María Lorenzo Tan, presidente de la rama local de World Wildlife Fund en Filipinas. (Información adicional de Alister Doyle en Oslo; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below