18 de septiembre de 2013 / 11:46 / en 4 años

FROB reconoce cambio normas capital incidirá en ventas NCG y CX

* Gobierno espera que no sean necesarias EPAs en ventas NCG y CX

* FROB podría abrir proceso formal venta de NCG en octubre

* No descarta trocear CX para facilitar su venta

Por Jesús Aguado

MADRID, 18 sep (Reuters) - El Gobierno reconoce que los cambios normativos internacionales sobre solvencia tendrán una incidencia directa en los eventuales proceso de venta de las nacionalizadas NCG Banco y Catalunya Banc (CX) que pretende privatizar a partir de octubre, en principio, sin ayudas de capital directas adicionales.

“El proceso de venta se va a ver influido por un cambio regulatorio (respecto a los) activos fiscales diferidos”, dijo el miércoles el director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Antonio Carrascosa.

El directivo reconoció que estas eventuales modificaciones afectarían tanto a potenciales compradores que sean bancos como a “las entidades que en estos momentos tenemos intención de vender si la operación es razonable”.

Carrascosa añadió que a partir de octubre esperaba poder abrir el proceso formal de venta de NCG y que en estos momentos todavía estaba en el proceso de análisis previo sin haberse cursado ninguna petición de requisitos concretos a ninguna institución potencialmente interesada.

Las nuevas normas de supervisión bancaria de Basilea III penalizan los activos fiscales diferidos por unos 10.000 millones que tienen acumulados estas dos entidades y en estos momentos el sector se encuentra negociando con el Gobierno para lograr algún tipo de tratamiento favorable.

El reconocimiento en menor o mayor medida de los activos fiscales diferidos (originados por pérdidas fiscales a recuperar en el futuro) como capital de primera categoría podría facilitar o entorpecer la subasta de nacionalizadas.

El principal obstáculo que afronta la banca en su intento de reforzar su solvencia es que la fórmula -en negociación entre el Banco de España, y los ministerios de Economía y Hacienda y Bruselas como ultima instancia - para transformar parte de los activos fiscales diferidos en créditos fiscales avalados por el Estado, pueda disparar la deuda pública o el déficit.

Una fuente de NCG Banco reconoció recientemente que es más probable que u comprador nacional que paga impuestos en España pueda aprovechar en su totalidad los créditos fiscales de las nacionalizadas, lo que le podría eximir varios años de pagar impuestos.

En el mercado se ve esto como una especie de apoyo indirecto a la banca española interesada en las nacionalizadas.

NCG cuenta con unos créditos fiscales reconocidos de 2.000 millones y otros 2.500 millones de euros latentes, mientras que Catalunya Banca (CX) cuenta con activos fiscales reconocidos de unos 1.200 millones y otros 4.300 millones de euros latentes, según fuentes cercanas a las entidades.

El volumen de créditos fiscales que pueden ser activados en las compras depende en una gran parte de la capacidad de generación de beneficios del comprador.

Carrascosa se inclinó el miércoles por manifestar que el Gobierno no es proclive ahora de otorgar más ayudas a estos dos bancos al margen de los 8.981 millones de euros ya inyectados en NCG y de los 12.052 millones aportados a Catalunya Banc en contra de la disposición que había mostrado a principios de julio.

“Veremos si es recomendable conceder EPAs (esquemas de protección de activos), en principio están bien capitalizadas y gestionadas en sus respectivas comunidades autónomas (...) y en principio entendemos que no es deseable que haya ayudas adicionales”, manifestó el miércoles.

Respecto a CX, el directivo del FROB no descartó trocearla si con ello el Estado conseguía una mayor rentabilidad en su privatización, si bien manifestó que ésta no era la prioridad.

CAPITAL EXTRANJERO BIENVENIDO, ESTABILIDAD ES PRIORITARIA

Aunque Carrascosa no quiso identificar el interés concreto de instituciones extranjeras en las nacionalizadas reconoció que para el Gobierno su entrada en bancos españoles sería “un espaldarazo” para avanzar en la reestructuración financiera.

En 2012, el Gobierno se vio obligado a solicitar un crédito a sus socios europeos por hasta 100.000 millones de euros para sanear el balance de la banca española, repleta de activos inmobiliarios dañados.

En un signo reciente de los avances de recapitalización del sector bancario español, EVO, las redes bancarias de fuera de Galicia de NCG Banco, fue vendida al fondo de inversión estadounidense Apollo. Además, también se ha producido una entrada de capital extranjero con motivo de la ampliación de capital de Sabadell .

Carrascosa recordó que cualquier comprador debería someterse a las normas del Banco de España para ajustarse a sus criterios de idoneidad que consisten en salvaguardar la estabilidad del sistema financiero y por eso fuentes financieras se inclinan por ver más factible una venta a la banca nacional.

Sin embargo, Carrascosa quiso dejar una puerta abierta y añadió que “todos los inversores han hablado con el Banco de España y según nuestras noticias no hay problemas de idoneidad por parte de ningún inversor”.

Editado por Robert Hetz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below