14 de junio de 2013 / 12:27 / en 5 años

La UE trata de aliviar el temor francés a Hollywood por el libre comercio

* Washington y Bruselas quieren un acuerdo de libre comercio a finales de 2014

* Francia trata de blindar la cultura francesa de Hollywood

* París pretende bloquear las conversaciones a menos que se excluya lo audiovisual

* Reino Unido y EEUU dicen que un alcance limitado aportará menos beneficios

Por Philip Blenkinsop y Ethan Bilby

LUXEMBURGO, 14 jun (Reuters) - Los países de la UE tratan de garantizar a Francia que su cultura quedará blindada del poder de Hollwyood y Silicon Valley, instando a París a no bloquear un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos que podría impulsar los negocios trasatlánticos.

París se ha negado a unirse a sus 26 socios de la UE que quieren que las negociaciones comiencen en julio, a no ser que la televisión, el cine y los medios que se están desarrollando online queden fuera del acuerdo.

Los ministros de Comercio de la UE, reunidos en Luxemburgo, tratan de resolver el asunto en una cita a puerta cerrada el viernes, pero responsables dijeron a Reuters que Francia se aferra a su postura inicial.

La UE necesita el visto buen de Francia no sólo porque es la segunda mayor economía de la UE sino porque según sus normas, los acuerdos comerciales que tocan asuntos culturales precisan un apoyo unánime.

“Diría que las posibilidades de un acuerdo están al 50-50”, dijo Alexander Stubb, ministro finlandés para Europa y Comercio Exterior, cuando entró en la reunión.

“No hay nada que amenace a la industria cinematográfica francesa o europea y yo ciertamente seguiré viendo mis adoradas películas francesas incluso después de esta negociación de libre comercio”, dijo a periodistas.

La ministra francesa de Comercio, Nicole Bricq, dijo a sus homólogos que Francia rechazaba categóricamente cualquier mandato que no excluya claramente el sector audiovisual.

Dijo que Estados Unidos ya tiene una cuota del 60 por ciento en las pantallas de cine europeo y que las pantallas de cine europeo en América eran entre el tres y el seis por ciento. “¿Quién es abierto y quién es cerrado?”, dijo, según una copia de su discurso que circuló entre diplomáticos.

Los defensores del libre comercio como Alemania y Reino Unido dicen que es vital para salir adelante con el que sería el mayor acuerdo comercial del mundo, debido a los beneficios económicos que aportará, especialmente cuando Europa occidental está en recesión.

También temen que excluir un sector de las conversaciones desencadenaría una acción similar por parte de EEUU, como proteger su cerrado sector naval, una preocupación para Dinamarca y Grecia, que cuentan con grandes navieras.

“En el área marítima, el acuerdo simplificaría a los barcos daneses navegar hacia EEUU. Eso es un elemento vital”, dijo la ministra danesa de Comercio Pia Olsen Dyhr.

Juntos, Estados Unidos y la Unión Europea suponen la mitad de la producción económica mundial y una tercera parte de todo el comercio.

Un acuerdo comercial, denominado Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP), podría impulsar la economía de la UE en 119.000 millones de euros al año, y la economía de la UE en 95.000 millones, según un estudio encargado por la UE. (Información adicional de Robin Emmott. Traducido por Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below