1 de junio de 2013 / 15:43 / hace 5 años

Rusia intenta desterrar el hábito de fumar con una ley antitabaco

* Las restricciones entrarán en vigor con la ley antitabaco

* Hay dudas sobre su aplicación en un país con cultura del tabaco

* El 40 por ciento de los rusos fuma

* Putin quiere que la población aumente

Por Steve Gutterman

1 jun (Reuters) - Las restricciones contra el tabaco entraron en vigor el sábado en Rusia y con ellas el presidente Vladimir Putin espera que mejoren las condiciones de salud de la población y revertir el declive demográfico, pero se enfrenta a una fuerte oposición en un país donde cuatro de cada diez personas fuman.

Las medidas, que forman parte de una ley que Putin firmó en febrero, incluyen la prohibición de fumar en colegios y universidades, museos, complejos deportivos, hospitales y transporte público - lugares en los que, en muchos casos, ya está vetado.

Se espera que se establezca un precio mínimo para los cigarrillos el próximo mes de enero, pero el mayor reto para la cultura del trabajo en Rusia llegará en junio de 2014, cuando se prohíba fumar en cafés, restaurantes y hoteles. También se inhabilitará a los kioscos callejeros para vender tabaco.

Cerca del 40 por ciento de los rusos fuman, en comparación con el 27 por ciento de los estadounidenses y el 30 por ciento de los franceses, según las últimas estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

La esperanza de vida en Rusia es de 69 años, frente a los 79 en EEUU y los 82 en Francia, según el Banco Mundial.

Existen dudas sobre la aplicación y un debate extendido entre los rusos sobre el impacto de la nueva ley.

Adoptarla fue una buena decisión, dice Alexander, un habitante de Moscú. “Estoy planeando dejar de fumar y espero que esto me ayude”.

Pero los oponentes dicen que no funcionará y que infringe los derechos de los fumadores. “Nuestro país no está preparado para esta ley”, dijo el importante experto legal Mikhail Barshchevsky que vinculó la norma con el impopular intento del antiguo líder soviético Mikhail Gorbachov de limitar el consumo de alcohol durante su periodo reformista conocido como “perestroika” a finales de la década de los 80.

“No es una ley para luchar contra el tabaco, es una ley genocida contra los fumadores”.

La ley está diseñada para acercar gradualmente al país a la línea internacional de control del tabaco y desenganchar a sus ciudadanos de un hábito que, según el primer ministro Dimitry Medvedev, mata a casi 400.000 rusos al año.

La población de Rusia cayó de los 149 millones en 1991 a los 142 millones en 2011. (Traducido por Jaime Giménez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below