31 de enero de 2013 / 21:04 / hace 5 años

El fabricante de chips Intel tiene un largo camino para la salvación móvil

Por Jeremy Wagstaff y Clare Jim

31 ene (Reuters) - Intel, el mayor fabricante de chips del mundo, abrió el jueves un nuevo frente en su larga y vacilante campaña para llevar sus procesadores a los teléfonos móviles, aunque parece que todavía tiene un largo camino por delante.

Se unió al fabricante de PC Acer en Bangkok para presentar el smartphone Liquid C1, un dispositivo de 330 dólares que funciona con el sistema operativo Android de Google , que se lanzará en Tailandia y después se extenderá al sureste de Asia, uno de los mercados de más rápido crecimiento para los teléfonos móviles.

“Hemos hecho un esfuerzo consciente para ir tras esos mercados de rápido crecimiento como nuestra primera incursión en el negocio”, dijo Mike Bell, que dirige la división de móviles de Intel, en una entrevista telefónica.

El Liquid C1, noveno dispositivo de este tipo de la empresa en nueve meses, representa lo lejos que ha llegado Intel para convencer a los grandes fabricantes de que den una oportunidad a sus chips para móviles mientras la venta de ordenadores personales y portátiles se hunde.

Pero los analistas dicen que también muestra lo lejos que aún tiene que llegar para conseguir un puesto en un mercado dominado por empresas como Qualcomm y Nvidia.

Intel tiene pocas opciones sino entrar en el mercado móvil. Vio cómo sus ingresos cayeron un 3 por ciento en el último trimestre por las débiles ventas de PC, parte de un firme declive en el crecimiento de sus ingresos desde 2009.

También ha visto como dispositivos como el iPad de Apple canibalizan las ventas de PC.

Así, el año pasado la compañía lanzó teléfonos con chips de Intel en Europa, Africa, Latinoamérica, Rusia, India y China.

Algunos habían sido diseñados y fabricados por Intel, que convenció a empresas como Orange para que ofreciera sus teléfonos para sus propias redes en Francia y Reino Unido. El año pasado, persuadió a fabricantes de hardware como ZTE y Lenovo para que construyeran sus propios teléfonos con chips de Intel.

Las ventas no han sido estelares.

Intel declinó compartir sus datos, como hicieron ZTE y Lenovo. Melissa Chau, directora de investigación en el grupo de investigación tecnológica IDC, dijo que mientras Lenovo expidió más de un millón de unidades de su teléfono más vendido en China en el tercer trimestre del año pasado, sólo remitió 20.000 de su primer teléfono Intel, el K800.

HISTORICO

El problema de Intel es histórico. Ha admitido que ha sido lento para moverse en este terreno de rápidos cambios. Sin embargo, en el último año, parece haber cambiado el foco a las aplicaciones móviles y ha adquirido el negocio de chips inalámbricos Infineon Technologies y contratado a expertos en telefonía.

Pero siguen los cuestionamientos. Algunos analistas señalan la discreta entrada de Intel en el sector móvil como una amenaza para encasillar a la empresa como un fabricante de chips de bajo perfil.

A largo plazo, según analistas, una empresa con los recursos de Intel tiene la oportunidad razonable de al menos conseguir algún negocio en el sector móvil.

Información adicional de Lee Chyenyee en Hong Kong; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below