11 de enero de 2013 / 16:57 / hace 5 años

Financiación España, segura si la rentabilidad sigue atractiva

* Inversión extranjera ayudaría a España a cumplir financiación 2013

* Interés por altas rentabilidades suficiente para que Madrid evite rescate

Por William James

LONDRES, 11 ene (Reuters) - España debería ser capaz de cumplir con sus masivas necesidades de financiación en 2013 gracias al voraz apetito de los inversores que no se pueden permitir perderse los jugosos tipos de interés pagados por los bonos españoles.

Algunos inversores internacionales, pese al importante endeudamiento y pobre crecimiento español, están comenzando a comprar más deuda; están seguros que si las cosas van mal el Banco Central Europeo llegará en ayuda- pero también saben que sin deuda española en sus carteras tendrán que luchar para lograr sus objetivos de rentabilidad.

“Si rebajas tu posición en deuda española te estas quitando un activo que paga una rentabilidad del 5 por ciento y lo reemplazas por deuda alemana que paga el 1,5 por ciento”, dijo Ian Stealey, co-manager de JP Morgan Strategic Bond Fund.

Desde que el presidente del Banco Central Europea, Mario Draghi, prometió “hacer todo lo necesario para preservar el euro”, España ha luchado para evitar quedarse sin la capacidad de pedir prestado a los inversores.

El bono español a 10 años que tocó el 7,8 por ciento en julio ahora cotiza con una rentabilidad del 4,9 por ciento . En los ocho primeros días de 2013, la rentabilidad ha caído 37 puntos básicos.

Sin embargo, con los bancos locales saciados de deuda española, el apoyo de los inversores internacionales es crucial si España quiere mantener sus costes bajo control en un duro ejercicio en el que sus necesidades de liquidez a largo plazo crecerán un 7,6 por ciento hasta los 121.000 millones de euros.

El BCE ha prometido que si España pide un programa de rescate comprará bonos con vencimiento inferior a tres años para mantener los costes a raya, pero Madrid ha conseguido hasta ahora evitar el quebranto político que supondría pedir ayuda externa.

Incluso así, sólo la promesa del BCE ha sido suficiente para convencer a los gestores de fondos internacionales de que, en un momento donde el retorno de las inversiones en los activos con menor riesgo ha sido realmente bajos, las altas rentabilidades para la deuda española son demasiado buenas para dejarlo pasar.

Para aquellos que quieren batir el comportamiento de los índices, muchos de los cuales todavía incluyen deuda pública española, la promesa del BCE de entrar en escena ha hecho que el peor escenario del rescate de España sea menos probable.

Hace cinco meses, la deuda española en manos extranjeras había caído hasta su nivel más bajo desde la era euro hasta el 33,86 por ciento del total. Los datos del tesoro a noviembre muestran que la proporción había subido hasta el 35,44 por ciento.

TAPARSE LA NARIZ

La entrada de capital extranjero llega incluso cuando los gestores de fondos - incluidos algunos de aquellos que están invirtiendo más de lo requerido simplemente para replicar los índices de referencia - son capaces de enumerar una lista de potenciales problemas para la zona euro.

Draghi dijo esta semana que no había motivos para demasiado optimismo todavía, mientras los estrategas de bonos dijeron que la demanda por la deuda española no era una señal del fin de los problemas de la moneda común.

“Fundamentalmente, no apoyo la entrada en deuda española, pero el momento relativo de liquidez es muy fuerte y es difícil luchar en este momento”, dijo Richard McGuire, estratega de Rabobank en Londres.

“Los clientes españoles con los que hablamos están bastante de acuerdo con nuestra visión - ellos también creen que España se verá de nuevo bajo presión. Pero están largos en deuda española”.

Básicamente, algunos creen que las compras generadas por la necesidad de poner el dinero a trabajar en inversiones de alta rentabilidad podrían implicar que Madrid pueda evitar un rescate y comprar el tiempo que necesita para darle la vuelta a su economía sin necesidad de activar el rescate.

BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo, comenzó a incrementar su exposición a la deuda española en el tercer trimestre del año pasado después de que Draghi detallase su programa de compra de bonos (OMT, por sus siglas en inglés).

Señalan a los crecientes reservas de liquidez del tesoro español y dicen a continuación que el actual momento de optimismo podría apoyar la estrategia de una mayor captación de fondos en la primera parte del año para salvar el obstáculo de los últimos seis meses.

Scott Thiel, director de bonos europeos y globales en BlackRock, cuyo equipo gestiona 100.000 millones de dólares en activos de renta fija dijo: “Sugeriría que tienen una buena oportunidad ahora de llegar a final de 2013 sin el programa de la OMT”. (Información adicional de Emelia Sithole-Matarise y Ana Nicolaci da Costa, traducido por Andrés González, editado en ingés por Alastair Macdonald y en español por Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below