9 de enero de 2013 / 16:18 / hace 5 años

Un centenar de arrestados en Grecia en protestas de ocupas

ATENAS, 9 ene (Reuters) - La policía griega arrestó a cien personas el miércoles en una casa ocupada en Atenas popular entre los grupos antisistema y extremistas de izquierda, lo que llevó a los manifestantes a entrar en las oficinas de un partido de la coalición de gobierno.

Docenas de activistas más permanecieron reunidos cerca de la casa ocupa, en el centro de la capital, y se esperaban más protestas durante la tarde.

El edificio ruinoso de Villa Amalia, ocupado durante más de dos décadas, fue desalojado por la policía el mes pasado. Los arrestos se produjeron después de que 150 personas reocuparan el lugar el miércoles, forzando a los agentes a despejar de nuevo el lugar, dijo la policía.

En venganza, los manifestantes ocuparon y desplegaron una pancarta en la que pedían solidaridad con los ocupas en la sede del partido más pequeño del gobierno griego, la Izquierda Democrática. Unas 40 personas fueron detenidas allí.

Jóvenes airados bloquearon entonces la entrada a un ministerio donde el primer ministro Antonis Samaras tenía previsto celebrar una rueda de prensa, que comenzó con retraso.

La casa ocupada - que alberga citas culturales como debates y proyecciones cinematográficas - ha sido la sede de varios grupos de extrema izquierda y estudiantes, muchos de los cuales han tomado parte en las frecuentes manifestaciones antiausteridad en Atenas.

La policía se hizo con palos, cascos, máscaras de gas y una botella con líquido inflamable cuando la casa fue despejada el mes pasado.

La acción policial se ha convertido en un tema político, ya que el partido de izquierdas Syriza, en la oposición, ha acusado al Gobierno de hacer arrestos de forma arbitraria y usarlos para desviar la atención de la profunda crisis económica que vive el país.

“El Gobierno está tratando usar el intento de reocupar Villa Amalia por un grupo de manifestantes antisistema para distraer a la opinión pública del escándalo de la lista Lagarde y de la brutal política del rescate”, dijo Syriza en un comunicado, en referencia a un escándalo sobre una lista de posibles evasiones fiscales.

“Durante 22 años, nadie pareció preocuparse por Villa Amalia. Ahora se ha convertido en el tema número uno”.

El Gobierno, por contra, ha acusado a Syriza de apoyar a los manifestantes y a otros que han quebrantado la ley.

“Quería dejar claro que una sociedad democrática no puede permitir que fuerzas ilegales obstaculicen el progreso del país”, dijo el ministro de Orden Público, Nikos Dendias, calificando la ocupación de la sede del partido Izquierda Democrática de “desafío a la democracia”.

La llamada lista Lagarde da nombres de griegos acaudalados acusados de evadir dinero al extranjero. El caso desató un escándalo político después de que los fiscales desvelaran el mes pasado que los nombres de parientes del ex ministro de finanzas George Papaconstantinou habían sido borrados de la lista. (Información de Lefteris Papadimas y Renee Maltezou; Traducido por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below