17 de diciembre de 2012 / 21:23 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Empiezan funerales víctimas Newtown; escuelas afrontan tragedia

* Dos niños serán enterrados el lunes

* “Tenemos una responsabilidad”, dice Obama

* Colegios reaccionan con silencio, seguridad (Actualiza con ceremonias, agrega detalles y citas; cambia redacción)

Por Peter Rudegeair y Chris Kaufman

FAIRFIELD/NEWTOWN, EEUU, 17 dic (Reuters) - Un niño fue enterrado el lunes con la camiseta de fútbol americano de su ídolo en un pequeño ataúd blanco, mientras que globos y un oso de peluche servían de marco en el funeral de uno de sus compañeros de curso asesinado la semana pasada en un poblado de Connecticut, en Estados Unidos.

Los dos funerales dieron inicio a lo que será una semana de servicios religiosos y entierros de los 20 niños y seis adultos asesinados a mansalva el viernes en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown.

La masacre generó olas de ansiedad en el país, en el primer día de clases desde que un hombre armado de 20 años abrió fuego el viernes en la escuela del poblado de Connecticut.

A pocas horas del inicio de la jornada escolar, se declaró el cierre de escuelas en dos pueblos cercanos en Connecticut y Nueva York. En California, Indiana y Tennessee, autoridades arrestaron el domingo a hombres que amenazaron con atacar escuelas.

En tanto, las escuelas de Newtown permanecieron cerradas el lunes, tras un fin de semana de desconsuelo después de que Adam Lanza acabara con la vida de 28 personas, incluidas la de su madre y la suya.

Dos pequeños ataudes marcaron la primera oleada de funerales cuando Noah Pozner y Jack Pinto, ambos de seis años, fueron enterrados en la tarde del lunes. Noah fue la víctima más joven de la matanza mientras que su hermana melliza, Arielle, escapó sin daños.

Bajo un cielo gris, la policía y los perros que rastrean explosivos desarrollaron una búsqueda preventiva en la calle adornada con globos blancos en las afueras de una casa funeraria de Fairfield, Connecticut, donde se recordó la vida de Noah.

Un oso de peluche y un ramo de flores blancas aparecían bajo un árbol fuera de un servicio judío lleno de gente.

“Noah era un pequeño niño travieso”, dijo su familia en un obituario en el diario local Newtown Bee.

“Todo lo que hizo combinó acción y energía a través del amor. Era la luz de nuestra familia, un alma pequeña desprovista de resentimiento y maldad”, escribieron sus padres, Lenny y Veronique Pozner, y cuatro hermanos.

En el funeral de Jack Newtown, cerca de media decena de niños con medallas de oro se quitaron las preseas y se las dieron a los padres de su compañero muerto.

Jack, hincha fanático de los Gigantes de Nueva York, llevaba una camiseta roja y blanca con el número 80 de Victor Cruz en un ataúd abierto.

Cruz disputó el partido del domingo de su equipo con el nombre del niño escrito en sus botas y en sus guantes.

“Jack era un niño increíblemente amoroso y vivaz, apreciado por todos los que lo conocieron por su espíritu dadivoso y su decisión de hierro”, escribieron sus padres, Dean y Tricia Pinto, y su hermano en su obituario en el Newtown Bee.

LAS PALABRAS DE OBAMA

Los funerales de los dos niños se dieron un día después de que el presidente Barack Obama visitara Newtown para dar sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Las declaraciones de Obama, en las que remarcó que Lanza actuó con un “mal sin escrúpulos”, fueron elogiadas por la familia de la docente Victoria Soto, de 27 años, quien falleció cuando intentaba proteger a sus alumnos de primer curso.

“Realmente nos hizo sentir como si ella verdaderamente fuese una heroína y que todos deberían conocerla”, dijo el lunes su hermano, Carlos Soto, a la cadena CBS.

Todos los niños asesinados en la escuela elemental Sandy Hook tenían 6 ó 7 años. La directora de la institución, la psicóloga y cuatro docentes también murieron en el tiroteo.

Las víctimas fueron homenajeadas el domingo en una ceremonia que duró poco más de una hora en la que Obama ofreció palabras de esperanza y promesas de acción para evitar más tragedias.

“Tenemos una responsabilidad con cada niño (...) Ese es nuestro primer deber. Si no hacemos eso bien, entonces no hacemos nada bien”, afirmó Obama en el abarrotado auditorio de la escuela secundaria de Newtown, donde muchos rompieron a llorar cuando leyó los nombres de las víctimas.

En Newtown, académicos y expertos se reunían para decidir cuándo reabrirían las puertas de las escuelas. El distrito ha dicho que los docentes necesitan tiempo para prepararse para el regreso de los estudiantes.

En lugar de ello, los grupos deportivos juveniles de la localidad han preparado un día de actividades para mantener a los chicos ocupados, con atletismo, juegos de mesa y manualidades.

La comunidad local también tendrá que tomar una decisión sobre la suerte del edificio de la escuela Sandy Hook, cuyos estudiantes irán a clase, de momento, en una escuela vacía en un pueblo cercano.

“Creo que tenemos que volver a ese edificio en algún momento. Así es como se supera. No tiene que ser inmediatamente, pero yo desde luego no quiero abandonarlo”, dijo el vecino Tim Northrop.

DETALLES DE LA MASACRE, TESTIGOS CLAVE

Con el paso del tiempo se van conociendo más detalles sobre el impresionante ataque perpetrado por Lanza.

Tras matar a su madre, Nancy Lanza, en casa, acudió al colegio en el que había estudiado de niño, según antiguos compañeros, armado con cientos de balas en cargadores de unas 30 balas cada uno para su rifle Bushmaster AR 15 y dos pistolas. Además, tenía un arma corta que dejó en el coche que aparcó fuera. Después de efectuar la masacre, el joven se suicidó.

Las autoridades que investigan la masacre están interrogando a dos adultos que resultaron heridos en el tiroteo y sobrevivieron, dijo el lunes la policía estatal de Connecticut.

Los dos sobrevivientes son considerados testigos clave que podrían ayudar a la policía a reconstruir los pasos del hombre armado que abrió fuego, afirmó durante una conferencia de prensa el teniente de la policía estatal J. Paul Vance.

En Washington, un legislador a favor de la tenencia de armas instó al Congreso y a la industria a coincidir en un “enfoque sensato y razonable” para limitar el uso de armas de asalto de alto poder como las usadas en Newtown.

“Nunca antes hemos visto a nuestros bebés ser asesinados. Esto nunca pasó en Estados Unidos, que yo pueda recordar; jamás hemos visto este tipo de carnicería”, dijo el senador Joe Manchin, un demócrata de Virginia Occidental. “Esto ha cambiado adónde vamos de aquí en adelante”, agregó. (Información adicional de Jeff Mason, Edith Honan, Martinne Geller, David Ingram, Colleen Jenkins y Chris Francescani; Traducido por la Mesa de Santiago; Editado por Iciar Reinlein)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below