7 de diciembre de 2012 / 15:08 / en 5 años

ACTUALIZA 1-La oposición egipcia rechaza la oferta de diálogo de Mursi

* Los líderes de oposición rechazan oferta de diálogo

* Protestas en la plaza Tahrir de El Cairo

* Islamistas acuden a funerales de víctimas enfrentamientos (Cambia redacción, añade detalles, protestas)

Por Edmund Blair y Yasmine Saleh

EL CAIRO, 7 dic (Reuters) - Los líderes de la oposición de Egipto rechazaron el viernes un diálogo nacional propuesto por el presidente islamista para superar la profunda crisis que ha polarizado a la nación y desatado feroces enfrentamientos callejeros en los últimos días.

Los opositores de Mohamed Mursi, el primer jefe de Estado electo en la historia de Egipto, realizaron más protestas en El Cairo, mientras los partidarios de los Hermanos Musulmanes acudían a emotivos funerales para seis los miembros del movimiento que murieron esta semana en enfrentamientos en la zona del palacio presidencial.

Mursi ofreció pocas concesiones en su discurso emitido tarde el jueves, negándose a derogar el decreto del 22 de noviembre en el que se adjudicó poderes extraordinarios o a cancelar el referéndum sobre la nueva Constitución, redactada y aprobada apresuradamente por una asamblea dominada por islamistas.

En lugar de eso, el presidente pidió una reunión en su despacho el sábado para establecer la ruta política de Egipto después del referéndum, una idea rechazada por liberales, izquierdistas y otros grupos de oposición.

Sus detractores exigen que Mursi revoque el decreto en el que inmunizó temporalmente sus decisiones de cualquier impugnación judicial y aplace el referéndum del 15 de diciembre hasta que se celebren nuevas negociaciones.

Un líder de la principal coalición opositora dijo el viernes que no se sumaría al diálogo con Mursi.

“El Frente Nacional de Salvación no participará en ningún diálogo”, dijo Ahmed Said, que además encabeza el partido liberal Egipcios Libres.

El coordinador del Frente, Mohamed ElBaradei, laureado con el premio Nobel, instó a las “fuerzas nacionales” a bloquear lo que consideró como una propuesta basada en “presiones e imposición de hechos consumados”.

Murad Ali, portavoz del Partido de Justicia y Libertad de los Hermanos Musulmanes, dijo que la respuesta de la oposición era triste. “¿Qué salida a la crisis tienen, aparte del diálogo”, dijo.

PROFUNDAS DIFERENCIAS

El decreto de Mursi para ampliar sus poderes generó la peor crisis política vista en el país desde que asumió el mandato en junio y desató disturbios que echaron agua fría a las esperanzas de Egipto de alcanzar estabilidad y recuperarse económicamente tras la revuelta que derrocó a Hosni Mubarak.

Los disturbios expusieron además las visiones profundamente opuestas que coexisten en Egipto tras la revolución: la primera de los islamistas, oprimidos durante décadas por el Ejército y marginados de la política; y la segunda de su rivales, que temen que los religiosos conservadores limiten las libertades sociales.

Atrapados en medios están muchos de los 83 millones de egipcios, desesperados porque se ponga fin a las turbulencias políticas que amenazan sus precarios medios de vida en una economía que atraviesa un momento difícil.

“Estamos tan cansados, por Dios”, dijo Mohamed Ali, un obrero. “No voté a Mursi ni a nadie. Sólo me preocupa llevar comida a mi familia, pero no he encontrado trabajo en una semana”.

Un largo pulso político complicará al Gobierno de Mursi la gestión del aplastante déficit presupuestario y de una crisis en la balanza de pagos. Las medidas de austeridad, especialmente recortes en los costosos subsidios al combustible, parecen inevitables para cumplir los términos del préstamo de 4.800 millones de dólares del FMI que Egipto espera conseguir este mes.

Miles de manifestantes contrarios a Mursi se concentraron en la plaza Tahrir y otros lugares de El Cairo. Otros se reunieron en Alejandría y algunas localidades del delta del Nilo.

La mayoría de las manifestaciones eran pacíficas, pero en Kafr al Seij, al norte de la capital, grupos rivales se enfrentaron cerca de una oficina de Los Hermanos Musulmanes y se informó de disparos en la zona.

Por su parte, los islamistas se reunieron por miles en la mezquita cariota de Al Azhar para el funeral de los “mártires” muertos en los enfrentamientos. “Con nuestra sangre y nuestras almas, nos sacrificamos al Islam”, corearon. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; y Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below