17 de marzo de 2014 / 0:57 / en 4 años

ACTUALIZA 1-Centroderecha de Serbia gana rotunda mayoría en elecciones parlamentarias

(Actualiza con detalles. Cambia redacción)

Por Ivana Sekularac y Matt Robinson

BELGRADO, mar 16 (Reuters) - Los Progresistas de centroderecha de Serbia, un partido de ex ultranacionalistas que se transformaron en promotores de integrarse a la Unión Europea (UE), ganaron el domingo una rotunda mayoría en el parlamento con promesas de profundas reformas económicas.

El margen de victoria, similar a los que obtenía el ex presidente Slobodan Milosevic durante los años de la guerra en la década de 1990, llevará a que el líder del Partido Progresista (SNS) Aleksandar Vucic se convierta en primer ministro mientras Serbia se embarca en negociaciones para unirse a la UE.

La encuestadora Cesid dijo que los Progresistas habían obtenido un 48,8 por ciento de los votos, lo que se traduciría en unos 157 asientos en el parlamento serbio de 250 bancas. El propio partido dijo que había ganado un 49,3 por ciento de los votos.

“Nadie ha tenido un día así”, dijo Vucic a sus seguidores que festejaban en Belgrado. “Mi meta no es ser rico, mi meta es que la gente de Serbia viva mejor”.

Vucic ha prometido profundas reformas en el inflado sector público de Serbia, al sistema de pensiones y una ley laboral para que el país -el más populoso en emerger de las cenizas de Yugoslavia- reclame su lugar de líder económico en el oeste de los Balcanes.

El SNS forzó a unas elecciones anticipadas después de solo 18 meses de gobierno de coalición, asegurando que necesitaba un mandato más fuerte para reformar las frágiles finanzas de Serbia. Se espera que el partido se mueva rápidamente para asegurar un nuevo acuerdo para un préstamo contingente con el Fondo Monetario Internacional.

La dominancia del partido es en gran parte producto de la popularidad personal de Vucic como el rostro de una cruzada contra la delincuencia que llevó al millonario de los negocios minoristas Miroslav Miskovic a juicio, según analistas.

La campaña ha tocado la fibra de muchos serbios enojados con décadas de enraizada corrupción.

Los críticos sin embargo están desconcertados por el poder amasado por un hombre que hasta hace cinco años era un virulento seguidor de la ideología de la Gran Serbia que alimentó las sangrientas guerras que terminaron con la desaparición de Yugoslavia en la década de 1990.

Vucic, de 44 años, era un temido ministro de Información a finales de la década de 1990, cuando los periódicos fueron multados y cerrados bajo una ley designada para amordazar a las voces disidentes mientras Milosevic llevaba a Serbia a una guerra con la OTAN por Kosovo.

Vucic ahora dice que Serbia debe seguir a las ex repúblicas yugoslavas de Eslovenia y Croacia en la Unión Europea.

Y asegura que cometió errores pero ha aprendido de ellos.

“No estoy avergonzado de cambiar mis malos hábitos y características. Al contrario, estoy orgulloso”, dijo.

Serbia emergió hace 14 años del aislamiento internacional con la salida de Milosevic en un levantamiento popular.

Ahora, el país de 7,3 millones de habitantes debe comprometerse a poner orden en su déficit presupuestario y en su deuda pública para poder asegurar un acuerdo con el FMI, que podría venir poco después de que se forme el nuevo gobierno.

“La clase política dirigente y la población parecen listos para una reforma, y un nuevo gobierno fuerte con un mandato fresco no tiene excusa ahora para no hacer las reformas”, dijo Timothy Ash, jefe de investigación de mercados emergentes en Standard Bank, en un correo electrónico antes de la elección. (Escrito por Matt Robinson)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below