for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias sobre Varios

La falta de comida lleva a los osos a las zonas de turistas en Yellowstone

Los encuentros entre osos y humanos van a aumentar probablemente en el Parque Nacional de Yellowstone este otoño porque la escasez de reservas de nueces obliga a los hambrientos animales a buscar alimentos más cerca de las áreas populares de turistas de la reserva estadounidense, alertaron sus responsables. En la imagen de archivo, un oso pardo en Yellowstone, el 12 de agosto de 2011. REUTERS/Lucy Nicholson

SALMON, Idaho (Reuters) - Los encuentros entre osos y humanos van a aumentar probablemente en el Parque Nacional de Yellowstone este otoño porque la escasez de reservas de nueces obliga a los hambrientos animales a buscar alimentos más cerca de las áreas populares de turistas de la reserva estadounidense, alertaron sus responsables.

Los ecologistas dicen que el cambio climático ha causado en los últimos años un declive en la población de pinos de corteza blanca, donde crecen las nueces de las que se alimentan los osos pardos y negros. Durante el mismo periodo, se han documentado varios ataques a visitantes del parque, que se extiende por los estados de Wyoming, Montana y Idaho.

“Esperamos un aumento de los encuentros entre humanos y osos y estamos reforzando los mensajes de seguridad”, dijo el portavoz del parque Al Nash.

Las autoridades dijeron que los avistamientos de osos buscando bayas y otros alimentos cerca de carreteras y zonas turísticas en el parque y en dos bosques nacionales adyacentes les habían llevado a hacer pública la advertencia, que pide tomar precauciones como llevar esprays para osos y hacer excursiones en grupo.

El final del verano y el inicio del otoño es una época común para estos encuentros, dado que los osos comienzan a buscar mas comida antes de la hibernación. El verano es la temporada alta de visitantes en el parque, mientras que mucha menos gente acude en otoño.

Alrededor de 600 osos pardos protegidos pueblan Yellowstone y sus estados fronterizos. Cada año se producen en la región alrededor de cinco encuentros entre osos y personas que acaban con lesiones. Los ataques que acaban en muerte son poco frecuentes.

En julio de 2010, un oso pardo mató a un campista e hirió a otros dos en un bosque nacional en Montana, cerca de Yellowstone. El año siguiente, dos senderistas murieron en el parque en ataques separados que supusieron las primeras muertes en la reserva desde 1986.

/Por Laura Zuckerman/

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up