August 8, 2013 / 2:54 PM / 6 years ago

Greenpeace: España construyó dos hectáreas de costa al día de 1987 a 2005

MADRID (Reuters) - Las construcciones artificiales ganaron terreno al litoral español a un ritmo de dos hectáreas diarias en las últimas dos décadas, dijo el jueves la organización ecologista Greenpeace en un informe en el que advierte de los riesgos de seguir esta tendencia.

Las construcciones artificiales ganaron terreno al litoral español a un ritmo de dos hectáreas diarias en las últimas dos décadas, dijo el jueves la organización ecologista Greenpeace en un informe en el que advierte de los riesgos de seguir esta tendencia. En la imagen, un hombre camina por la playa La Caleta en Cádiz el 17 de noviembre de 2012. REUTERS/Rafael Marchante

El informe, con datos entre 1987 y 2005 que analizan la superficie de la franja de los primeros 500 metros de costa, arrojó que el aumento de la ocupación de la costa española fue del 23 por ciento durante esos años. En 2005, el 26 por ciento de las casi 277.500 hectáreas de litoral español estaban ocupadas por construcciones artificiales.

“Solo es necesario recoger estas cifras para destacar la insostenibilidad del modelo seguido y el aumento desmesurado de la urbanización en el conjunto del litoral español”, dijo el informe anual “Destrucción a Toda Costa”.

Los más de 8.000 kilómetros de costas de España y su buen clima atraen a millones de turistas cada año, convirtiéndolas en una de las fuentes de ingresos más cuantiosas para el país.

Greenpeace, que ha denunciado desde hace años la destrucción del litoral, dijo en su informe que las cifras son conservadoras, porque en 2013 la realidad supera los datos de su estudio.

El grupo ecologista dijo que las provincias con más superficie costera ocupada en 2005 eran Málaga, con un 67 por ciento, seguida de Melilla (62 por ciento) y Alicante (59 por ciento).

Las provincias que más aumentaron la superficie de costa ocupada entre 1987 y 2005 fueron Castellón, con un 74 por ciento y Valencia, con un 71 por ciento.

El informe añadió que la edificación en primera línea de playa implica una serie de riesgos, ya que los fenómenos meteorológicos adversos como temporales e inundaciones podrían tener un efecto mayor.

“Construir más cerca del agua determinará que aumente el riesgo y sean más probables los daños a personas, infraestructuras y bienes”, dijo.

Ante una eventual subida del nivel del mar, el informe recordó que las zonas más vulnerables son los deltas y las playas confinadas o rigidizadas (modificadas artificialmente con espigones, puertos deportivos o urbanizaciones).

Greenpeace calculó que, al ritmo de los datos analizados, harían falta 124 años para construir por completo toda la franja de 500 metros de toda la costa española.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below