10 de enero de 2013 / 12:12 / en 5 años

Cientos de personas acuden a un concurso de cazar pitones en Florida

ORLANDO, Florida (Reuters) - Una competición de caza de pitones que comienza el sábado ha atraído a cientos de aficionados armados con palos, machetes y armas de fuego a los Everglades de Florida, donde se han capturado pitones birmanas más largas que un monovolumen y más pesadas que hombres adultos.

Una competición de caza de pitones que comienza el sábado ha atraído a cientos de aficionados armados con palos, machetes y armas de fuego a los Everglades de Florida, donde se han capturado pitones birmanas más largas que un monovolumen y más pesadas que hombres adultos. En la imagen, investigadores del Museo de Historia Natural de Florida en Gainesville, Florida, examinan una pitón birmana capturada en el Parque Nacional de lso Everglades, en esta fotografía tomada el 10 de agosto de 2012 y difuntidad el 14 de agosto de 2012. REUTERS/Kristen Grace/Florida Museum of Natural History at University of Florida/Handout ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES. SÓLO PARA USO EDITORIAL, NI VENTAS NI PARA SU VENTA PARA CAMPAÑAS DE MARKETING O PUBLICIDAD.

El Python Challenge 2013, que se prolongará un mes y está patrocinado por la Comisión de Conservación de Pesca y Fauna Salvaje de Florida, está abierto a cazadores y aficionados por igual.

Pero la idea de que unos aficionados armados ronden por el duro entorno de los Everglades ha hecho sonar algunas alarmas.

“Sólo pensé que era del todo emocionante. Es una oportunidad de una vez en la vida”, dijo el participante Ron Polster, un vendedor jubilado de Ohio cuyo encuentro más cercano con el pantano ha sido conducir por la autopista al sur en invierno.

Los participantes pagan una cuota de 25 dólares y reciben un curso de formación en Internet, que consiste principalmente en ver fotografías de las pitones en cuestión y de serpientes nativas protegidas para aprender a diferenciarlas.

La agencia de vida salvaje del estado ofrece premios de 1.500 dólares (unos 1.145 euros) para el que capture más pitones y 1.000 dólares para la más larga.

Una pitón birmana hallada el año pasado en Florida batió récords de la más grande capturada en el estado, con una longitud de 5,4 metros. La serpiente pesaba casi 75 kilos.

La portavoz de la FWC Carli Segelson dijo que el número de participantes registrados alcanzó los 500 esta semana y sigue creciendo, con gente de 32 estados distintos.

El objetivo declarado de la competición es concienciar a la gente de la amenaza que suponen las pitones birmanas para el ecosistema de los Everglades. Estos reptiles son nativos del sureste asiático y no tienen depredadores conocidos en Florida.

El concurso también sirve como programa piloto para determinar si las competiciones regulares de caza pueden frenar la creciente población de especies invasoras, dijo Frank Mazzotti, experto en fauna salvaje de la Universidad de Florida, que ayudó a diseñar la competición.

Las normas del Python Challenge requieren que los concursantes maten a los especímenes en el lugar de forma compasiva, recomendando disparar a las serpientes a través del cerebro.

“Esperaba que hubiera muchos machetes y no muchas armas de fuego”, comentó Polster, el vendedor retirado, que dijo temer que “estos idiotas disparen en todas direcciones”.

Shawn Helflick, estrella del programa del programa “Python Hunters” (Cazadores de pitones) de National Geographic, dijo a Reuters que pese al formidable tamaño de las serpientes, cree que la mayor amenaza para los participantes será el pantano en sí, con sus caimanes, cocodrilos y serpientes venenosas.

“Tienes a esta gente yendo allí, se perderán, se deshidratarán, los mosquitos les dejarán secos”, comentó Heflick.

Segelson dijo que la agencia medioambiental ofrecerá formación sobre el uso de dispositivos GPS y la identificación de serpientes venenosas en el acto de inicio del programa. Entre tanto, dijo, los participantes deben familiarizarse por sí mismos con el entorno del pantano, al igual que antes de entrar en cualquier territorio desconocido.

Heflick dijo que es probable que la mayoría de los participantes se hayan visto atraídos por el encanto romántico de acabar con un enorme depredador. Y cree que pocos aguanten mucho tiempo en la caza.

“La inmensa mayoría de ellos nunca verá una pitón. La inmensa mayoría de ellos probablemente ponga fin a su caza muy deprisa cuando se den cuenta de que hay muchos mosquitos, hace calor, es bastante aburrido a veces -la mayor parte del tiempo, en realidad-, y creo que muchos se irán a casa”, concluyó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below