8 de noviembre de 2012 / 11:48 / en 5 años

Los republicanos de EEUU, perjudicados por los cambios demográficos

WASHINGTON (Reuters) - La decisiva victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales estadounidenses ha puesto de relieve cómo los cambios en la población - étnicos y generacionales - han dado aliento a los demócratas, mientras que han obligado a los republicanos a replantearse su mensaje.

La decisiva victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales estadounidenses ha puesto de relieve cómo los cambios en la población - étnicos y generacionales - han dado aliento a los demócratas, mientras que han obligado a los republicanos a replantearse su mensaje. En la imagen, un hombre compra un periódico en español en Times Square el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/Chip East

Sin reformular su mensaje central ni intentar activamente expandir su base más allá de la población mayor - estadounidenses blancos en su mayoría -, los conservadores podrían tener que luchar aún más en futuras elecciones mientras a la población del país se incorporan más latinos, asiáticos y otras minorías, así como votantes jóvenes, dijeron analistas.

Quienes votaban por primera vez, incluidos jóvenes e inmigrantes, favorecieron al presidente por un gran margen, mientras que los votantes mayores se decantaron por el republicano Mitt Romney, según mostraron los datos de Reuters/Ipsos para el día de las elecciones.

Obama consiguió un estimado del 66 por ciento del voto hispano, según los datos, en momentos en que la población latina está creciendo rápidamente en estados como Florida, uno de los ocho tan divididos políticamente que fueron cruciales en la carrera presidencial. Otras estimaciones sitúan el apoyo hispano a Obama por encima del 70 por ciento.

“El voto no blanco ha estado creciendo - tick, tack, tick - lentamente, firmemente. Cada cuatro años el electorado se vuelve un poco más diverso. Y esto va a continuar”, dijo Paul Taylor, del Pew Research Center.

“Esta es una demografía muy poderosa que está cambiando nuestra política y nuestro destino”, dijo Taylor, que agregó que se espera que la cifra de votantes blancos continúe cayendo unos pocos puntos en cada futuro ciclo electoral.

Los datos han mostrado durante años que Estados Unidos está abocado a convertirse en una nación “mayoritariamente de minorías” - en la que los blancos serán una minoría en el país - durante las próximas décadas. Pero los resultados de las elecciones subrayaron su impacto político.

Alrededor del 80 por ciento de los negros, latinos y otros votantes no blancos votaron a favor de Obama el martes, comparado con menos de un 17 por ciento que lo hicieron por Romney, según Reuters/Ipsos. Obama también consiguió alrededor del 63 por ciento del total de votantes entre 18 y 34 años.

En conjunto, Romney ganó casi el 57 por ciento de los votos blancos frente al 41 por ciento de Obama, de acuerdo a los datos. La inmensa mayoría de los votos depositados para Romney fueron de votantes blancos.

El demógrafo William Frey dijo que esta división es problemática.

Estados Unidos tiene una larga historia de división racial que deriva de sus raíces en la esclavitud y en la que se incluyen las batallas por los derechos civiles en la década de los 60.

“Todavía somos una especie de país dividido, y muchas de esas fisuras en la población tienden a estar basadas en raza y edad y etnia”, dijo Frey, socio del Instituto Brookings.

“Hay una especie de resultado peligroso en estas elecciones cuando vemos a los blancos mayores yendo en una dirección y a las minorías más jóvenes moviéndose en otra dirección”.

Fray señaló que considera esta brecha menos como racismo y más como un desfase cultural generacional.

“Es una especie de señal de alerta a la que necesitamos prestar atención”, agregó.

PRESENCIA CRECIENTE DE LAS MINORÍAS

Los datos oficiales publicados a principios de este año mostraron que la cifra de nacimientos entre minorías étnicas supusieron el 50 por ciento del total de nacimientos en el país por primera vez.

Pasarán años antes de que esos nuevos estadounidenses tengan edad de votar, pero el cambio demográfico está claro. La mayoría de los analistas proyectan que los blancos serán una minoría racial en Estados Unidos en algún momento entre 2040 y 2050.

Los latinos, el sector demográfico de más rápido crecimiento en Estados Unidos, son un gran factor.

Más del 70 por ciento votaron por Obama, frente al alrededor del 28 por ciento que lo hicieron por Romney, según Reuters/Ipsos.

“Somos un país mucho más diverso de lo que éramos”, hace una generación o dos, dijo Taylor, del Pew, que también supervisa el proyecto sobre Tendencias Sociales y Democráficas del centro, y el Centro Hispánico del Pew. El número creciente de niños multirraciales también se convertirá en un factor importante, agregó.

Obama, cuya histórica victoria en 2008 le convirtió en el primer presidente de una minoría étnica en Estados Unidos, es hijo de padre negro y madre blanca.

Los miembros mayores de la generación del ‘baby boom’ también son un factor clave de la transición demográfica, mientras los votantes ancianos “abandonan el electorado”, como Taylor dijo delicadamente, y se incluyen los jóvenes, que aceptan más la diversidad y un gobierno activo.

Eso podría ayudar también a votar sobre ciertas iniciativas sobre derechos civiles, como las consultas en Maryland y Maine el martes para aprobar los matrimonios homosexuales. En cada instancia, el apoyo de los votantes más jóvenes ayudó a priorizar estas medidas.

“Fueron unas elecciones en las que el futuro ganó sobre el pasado”, dijo Marshall Ganz, profesor de política pública en la Universidad de Harvard, acerca de las varias consultas del martes.

“¿UNA RECETA PARA LA EXTINCIÓN?”

Los resultados del martes plantean grandes cuestiones para los republicanos mientras buscan líderes nacionales y se preparan para las próximas elecciones al congreso en 2014 y para después.

La postura de los conservadores contra la reforma de la ley de inmigración y el matrimonio homosexual es “una receta para la extinción”, dijo el analista Mike Murphy, que fue asesor de destacados republicanos como el senador por Arizona John McCain, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, el ex gobernador de Nueva Jersey Christie Todd Whitman y Romney, ex gobernador de Massachusetts.

“La cuestión es si vamos a tener o no una conversación adulta dentro del partido sobre nuestra necesidad de atraer a más gente que a tipos viejos blancos refunfuñones”, dijo Murphy a MSNBC.

Ted Cruz, un latino republicano elegido para el Senado de Estados Unidos por Texas, dijo a CBS que su partido tenía que reclutar candidatos que conecten con esa comunidad de “forma real y auténtica”.

No todos los republicanos estaban dispuestos a admitir el factor demográfico. Algunos subrayaron temas tácticos y estratégicos en el fracaso de su candidatura a la Casa Blanca y en sus esfuerzos fallidos por tomar el control del Senado estadounidense.

Y los analistas dijeron que los demócratas también tienen que aprender lecciones.

“Es una llamada de atención muy poderosa a ambos partidos políticos”, dijo Taylor, de Pew.

Frey, de Brookings, afirmó que los demócratas aún tienen que tener en cuenta el voto blanco durante al menos los dos próximos ciclos electorales.

“Los blancos no están muertos”, dijo. “Todavía son una gran parte de esta población”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below