July 4, 2019 / 5:04 PM / 2 months ago

La carrera de tacones que desafía la gravedad y la homofobia

MADRID, 4 jul (Reuters) - - Decenas de hombres y alguna mujer corrieron el jueves en tacones por el centro de la capital española, desafiando la gravedad y los intentos del partido de extrema derecha Vox de frenar sus celebraciones del Orgullo Gay este año.

Participantes en la carrera anual de tacones en el barrio de Chueca, el 5 de julio de 2018. REUTERS/Juan Medina

Esta competición masculina en Chueca, un barrio gay del centro de Madrid, atrae a competidores extranjeros y es uno de los momentos más esperados del festival anual de la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB).

Participan en esta extravagante competición corredores jóvenes y mayores, atléticos o gruesos. Pero llegar a la meta no es una tarea fácil: las reglas establecen que los tacones deben tener al menos 10 cm de altura, y los zapatos se miden antes de la carrera.

La fiesta del Orgullo de Madrid es una de las mayores celebraciones LGTB del mundo que culminará con un desfile en el centro de la ciudad el sábado.

El partido de extrema derecha Vox, un recién llegado político que ganó cerca del 10 por ciento de los votos en las elecciones generales de abril y que recientemente permitió que el centro-derecha se apoderara del Ayuntamiento de Madrid, ha cargado contra la celebración y los derechos LGTB en España.

Vox quería llevar el Orgullo a la Casa de Campo.

La presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, dijo el martes a La Contra TV que las celebraciones “denigran la dignidad de las personas”.

“Cuando una madre o un padre puede salir con dos niños del portal de su casa, no tiene por qué encontrarse con ese espectáculo”.

Javier García, enfermero de 23 años, participó por primera vez en la carrera. “Estoy un poco nervioso”, dijo antes de empezar a correr.

García consideró que este es un “año clave” para el colectivo. “En el centro de Madrid tiene más visibilidad que en un parque más alejado”, afirmó en respuesta a la propuesta de Vox. “La gente todavía tiene que luchar y visibilizar ciertas desigualdades que aún no están plenamente completas”, dijo.

El ganador de la carrera recibe 350 euros, pero también gana, lo que es más importante, el orgullo de convertirse en el más rápido en una carrera contra la homofobia sobre unos tacones de vértigo.

Información de Elena Rodríguez; Editado por Tomás Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below