February 17, 2019 / 1:00 PM / 9 months ago

Tenemos una montaña de basura, ¿por qué no la esquiamos?

En la imagen de archivo, una mujer esquía por la Montaña Copen, una pista de esquí cubierta, Copenhague, Dinamarca, 12 de febrero de 2019. Ritzau Scanpix/Mads Claus Rasmussen via REUTERS

COPENHAGUE (Reuters) - Qué hacer con la montaña de basura que produce un área metropolitana importante es una pregunta histórica. Copenhague ha encontrado una nueva respuesta: bajar la montaña esquiando.

Bueno, no exactamente. Los residuos se encuentran en realidad dentro de Copenhill, un centro de tratamiento de residuos a 10 minutos del centro de Copenhague. Su planta principal es un edificio futurista con un techo inclinado de 85 metros de altura que está cubierto por un material llamado neveplast. Se parece a una pista de esquí, salvo que es verde.

“Creo que, para empezar, todos se sorprenden cuando ven que no es nieve”, dice Christian Ingels, director de Copenhill. “Es una pista artificial de esquí verde. Después de una o dos bajadas, tu mente se ajusta automáticamente y tienes la misma sensación que si estuvieras esquiando”.

Diseñada por el arquitecto danés Bjarke Ingels, la planta es un paso importante en la ambición de Copenhague de convertirse en la primera capital neutral en emisiones de dióxido de carbono del mundo. Se trata de un intento de construir una planta de tratamiento de residuos que los residentes del vecindario aprecien. Y parece que está funcionando.

“Es una experiencia fantástica en medio de una ciudad poder hacer lo que más te gusta”, dice Pelle Hansen, que ha venido al centro a esquiar. “En lugar de tener que emplear seis, siete, ocho o diez horas hasta llegar a un destino de esquí, puedes estar aquí en diez minutos”.

La planta también quemará los desechos de alrededor de 600.000 residentes y 68.000 empresas para producir electricidad y calefacción. También reciclará algunos de los residuos.

La planta comenzó a operar en 2017, y la parte recreativa se abrirá permanentemente esta primavera. La pista estará abierta durante todo el año.

“Es fantástico que se pueda esquiar sin nieve”, dijo Tommy Christensen, que también ha venido a probar la pista. “Es una experiencia ligeramente diferente a esquiar en la nieve de verdad, pero es mi segunda bajada y voy a probar otra vez. Promete”.

Información de Jacob Gronholt-Pedersen, traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below